24 de julio. Cañuelas, Argentina.

weather 11º

Buscan alternativas para darle continuidad al Uribelarrea Fútbol Club

El municipio se reunió con los directivos y la semana próxima habrá un encuentro con el abogado de los demandantes.

En un clima de mucho hermetismo la comisión directiva del Uribelarrea Fútbol Club se reunió ayer con funcionarios de la Municipalidad de Cañuelas. El detonante del encuentro fue un fallo judicial que ordenó devolverles a sus legítimos propietarios el predio cedido por el municipio para el funcionamiento de la institución deportiva.

Mauricio Senas, Jazmín Fuentes y Melina Maidana, dirigentes del club uribeño, fueron recibidos por la intendente Marisa Fassi, el jefe de Gabinete Fernando Jantus, el secretario Legal y Técnico, Sebastián Demicheli, y el delegado de Uribelarrea, Emanuel Saiz.

Demicheli y Jantus explicaron los alcances del fallo revelado el martes por InfoCañuelas. Como se publicó en este medio, en 2022 la jueza María Verónica Leglise ordenó la devolución de la manzana a María Teresa y María Aída Sylvester quienes la heredaron de su padre, que la había comprado en 1967, ya subdividida. Leglise determinó que el municipio no pudo acreditar un uso continuo del predio durante 20 años, plazo que la ley establece para autorizar un cambio de dominio. En mayo de 2023 la Cámara ratificó esa decisión.

Posteriormente el municipio presentó un recurso extraordinario ante la Suprema Corte bonaerense, pero el máximo tribunal lo rechazó por “insuficiente fundamentación”. En consecuencia, quedó firme lo determinado por las dos instancias inferiores.

A la Municipalidad le queda una solo vía recursiva, que es apelar ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, una alternativa compleja que tendría un incalculable costo de honorarios. La segunda alternativa es buscar una negociación con los herederos, que ahora están en condiciones de exigir un desalojo de la manzana donde el Club construyó baños, vestuarios y cantina entre otras mejoras.

Reunión del miércoles en el Palacio Municipal.

En ese sentido el objetivo de la reunión del miércoles fue establecer una “mesa de trabajo” para buscar una salida consensuada. “Vamos a apoyar al club para encontrar la mejor solución; el club no se queda desamparado, no se queda solo ni va a desaparecer. El equipo de abogados del municipio quedó a disposición y en conjunto vamos a explorar una o dos opciones”, dijo uno de los funcionarios que encabezó el encuentro, aunque sin adelantar cuál será la estrategia.

La semana próxima habrá un primer diálogo con el abogado de las hermanas Silvester, Gustavo Rapalini. En ese encuentro el municipio mostrará sus cartas.

El Uribelarrea Fútbol Club compite en la Liga de Lobos con su equipo de primera. Además, hay unos 300 chicos de la localidad que utilizan las instalaciones para la práctica del fútbol en distintas divisiones.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas