24 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 19º

La escuela experimental Los Tilos se desvincula de la Municipalidad

El jueves se formalizaría la renuncia de los cuatro docentes que formaban parte del proyecto.

El convenio firmado en 2021 entre la Municipalidad de Cañuelas y la Asociación Civil Los Tilos con el propósito de sostener una escuela experimental llega a su fin. El próximo jueves se concretaría la renuncia del equipo docente y un abogado de la institución entregaría las llaves del establecimiento situado en el barrio Primero de Mayo, dado por finalizada la relación con el gobierno comunal, según anticiparon a InfoCañuelas fuentes oficiales.

Este lunes la interventora designada por la comuna, Dra. María Victoria Bordenave Tauzia, verificó que durante el fin de semana la Asociación retiró la totalidad del mobiliario, libros y útiles, lo que terminó de confirmar la ruptura.

Como se informó, la escuela Los Tilos de Cañuelas -ubicada en un terreno cedido por la comuna- comenzó a funcionar en 2018 con los niveles inicial y primario bajo el modelo pedagógico del Instituto “Roberto Themis Speroni” de La Plata, creado en la década del ´60. Es un instituto que impulsa un sistema educativo alternativo, experimental y autónomo, lo que le ha valido numerosos choques con la Dirección General de Escuelas por no adaptarse al estatuto docente.

En los primeros tiempos se financió mediante la venta de pan que elaboraban los propios padres de los alumnos hasta que el 23 de septiembre de 2021 la intendente Marisa Fassi firmó un decreto de municipalización, seducida por el sistema educativo que proponía la escuela, basado en el arte y el espíritu cooperativo, sin pupitres, sin grados y sin exámenes de promoción. A partir del acuerdo el municipio abonó los sueldos de la directora y tres docentes. A Los Tilos le servía el paraguas municipal no sólo por la cobertura de los haberes sino porque además le garantizaba que los egresados de primaria podrían obtener la articulación con el secundario en el sistema formal.

El proyecto avanzó con normalidad hasta que en octubre de 2023 aparecieron las primeras denuncias de padres que decían no ser escuchados. En un escrito presentado ante el Servicio Local de Niñez y Adolescencia hablaron de un sistema disciplinario demasiado rígido en el que los alumnos estaban obligados a comer lo que les dieran o a participar en excursiones bajo presión de ser expulsados si no se sumaban a las salidas grupales. Denunciaron castigos para aquellos chicos que, por ejemplo, no llevaban la tarea. Llegar un minuto tarde a la mañana implicaba no poder traspasar la puerta de ingreso y perder la jornada de clase. En enero se sumó una denuncia por “zamarreo” de un alumno.

La Municipalidad suspendió y sumarió a la directora Lucía Silvero y su pareja, el maestro Facundo Todres, por violación de dos artículos del Estatuto del Empleado Municipal. Ambos respondieron con cartas documentos personales hacia el jefe de Personal y hacia el secretario de Niñez y Adolescencia, Alfredo Simón Gómez, quien tenía la escuela bajo su órbita. Los acusaron de “hostigamiento”.

Ante la escalada del conflicto (el 11 de marzo los docentes publicaron una solicitada en InfoCañuelas en la que le sugirieron a Marisa Fassi un desplazamiento de Gómez “porque hace mucho daño”) la Municipalidad respondió con una inmediata intervención de la escuela, designando a la abogada María Victoria Bordenave Tauzia en el rol de interventora. Desde ese día la letrada constató que ya no había docentes ni alumnos concurriendo a la escuelita.

Al inicio del ciclo lectivo 2024 quedaban unos 17 alumnos. Fuentes oficiales indicaron que aproximadamente 10 decidieron retirarse a raíz del conflicto, por lo que fueron reubicados en distintos establecimientos del sistema público. Quedarían unos siete alumnos de cuatro familias. Las versiones indican que la intención de los creadores de Los Tilos es alquilar un espacio y continuar en forma privada. 

Escuela Los Tilos. Captura de video.

Escuela Los Tilos. Captura de video.

“La Intendenta está muy apenada porque se puso mucho recurso en este proyecto. Les compramos hasta la marca de salamandra que nos pidieron, los colores y marcas de crayones que nos pedían, querían una pileta en determinada ubicación y se hizo... Realmente desperdiciaron una gran oportunidad. No cualquier institución obtiene los suministros que pide”, dijo a InfoCañuelas una fuente del Ejecutivo.

Entre tanto trascendió que hubo contactos de referentes de la sede central del Instituto Speroni con el municipio. La idea de quienes se comunicaron fue poner paños fríos y dar por concluido el conflicto lo antes posible. Es lógico: se buscaría evitar que el cimbronazo salpique a toda la red de escuelas experimentales de Buenos Aires y otras provincias.

Queda pendiente la declaración de Silvero y Todres en el sumario administrativo. Si bien ya fueron citados, aún no se presentaron en la Municipalidad y es muy posible que tampoco lo hagan. Sí enviaron una carta documento en  la que desconocieron a Gómez como funcionario competente para supervisar el proyecto. En ese punto tienen razón: el convenio firmado con la comuna en 2021 sostiene que la autoridad de aplicación sería la Dirección de Educación, en ese momento a cargo de Sandra Cardozo. Se desconoce si esa oficina que dependía de la Secretaría de Producción continúa en el organigrama o quién la ocupa. 

“Les compramos hasta la marca de salamandra que nos pidieron” indicaron desde la comuna.

“Les compramos hasta la marca de salamandra que nos pidieron” indicaron desde la comuna.

En otro descargo dirigido a la intendente municipal renovaron sus críticas a Gómez y a los padres que impulsaron la denuncia inicial: “Desde afuera, sin haber vivenciado lo que ocurre cotidianamente, es fácil incurrir en el prejuzgamiento o en denuncias infundadas, falsas o exageradas”, sentenciaron.

La sede de la escuela fue construida en forma compartida entre la Asociación Los Tilos y la Municipalidad en un terreno municipal de calle José Hernández esquina Maipú. ¿Cuál será el destino del inmueble? El municipio todavía no lo definió. Seguramente eso será materia del pedido de informes que la concejal Claudia Pelereteguy (UCR) prepara para ingresar en la próxima sesión legislativa.

Y acerca de los rumores que indican que Los Tilos reabrirá en forma privada en otro espacio, la respuesta de un funcionario municipal consultado fue tajante: “Pueden abrir donde quieran, nadie lo prohíbe, pero también puede caer un inspector y decir que es una escuela clandestina; además, necesitan una articulación oficial para que los egresados puedan acceder al nivel secundario”.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas