Volver a sección

| Autos

El Mercedes Benz de Fangio se fue de Argentina y sus hijos buscan comprador

Una de las joyas del Museo de Balcarce quedó en poder de Rubén, Cacho y Juan Carlos, quienes decidieron ponerlo en venta.

Una de las joyas del Museo de Balcarce quedó en poder de Rubén, Cacho y Juan Carlos, quienes decidieron ponerlo en venta.

El Mercedes Benz de Fangio se fue de Argentina y sus hijos buscan comprador

 Foto: Museo Fangio.

El Mercedes-Benz 300 SL de 1958, histórico auto personal de Juan Manuel Fangio y una de las piezas más valiosas del Museo de Balcarce, se fue de la Argentina. Los actuales propietarios del vehículo -los tres hijos de Fangio reconocidos por la Justicia, entre ellos el cañuelense Rubén Fangio- buscan comprador.

Segun informó en detalle el medio especializado Autoblog, el deportivo de color celeste se espera que sea exhibido este domingo en el evento Goodwood Revival, en Gran Bretaña. “Dios dirá qué puede ocurrir mañana”, le dijo Rubén Fangio, uno de los herederos, a Autoblog.

Una serie de imágenes enviadas a Autoblog registran los trámites de salida del auto de la Argentina.

El 300 SL era uno de los autos más emblemáticos del Museo Fangio de Balcarce. Es un Convertible Hardtop, que era la versión descapotable y con techo rígido desmontable, derivada de la legendaria coupé Gullwing.

El ejemplar perteneciente a Fangio es la misma unidad que se exhibió por primera vez en público al momento de su lanzamiento mundial, en el Salón de Londres de 1958.

Cuenta la leyenda que los directivos de Mercedes-Benz se lo obsequiaron a Fangio luego de que el Chueco de Balcarce los visitara en Stuttgart manejando un Lancia: “Usted tiene que manejar un Mercedes-Benz”, le dijeron. Y le regalaron el 300 SL.

Tiene un motor de seis cilindros en línea, con 3.0 litros de cilindrada y el primer sistema de inyección directa en un auto de calle de la historia: entregaba 218 caballos de potencia y llegaba a 240 km/h.

Esta unidad se exhibía en la planta baja del edificio, junto a otros modelos históricos de Mercedes-Benz. También se llegó a exponer en otros eventos, como el Salón de Buenos Aires y en eventos en Mar del Plata.

Juan Manuel Fangio falleció en 1995 sin haber reconocido a sus hijos ante la Justicia. Oscar “Cacho” Espinoza había sido autorizado por el Quíntuple Campeón del Mundo a usar su apellido, pero nunca se llegó a legalizar la filiación en vida.

En 2015, por orden de la Justicia, los restos de Fangio fueron exhumados para tomar muestras que permitieran realizar exámenes de ADN a los posibles herederos.

Los tests confirmaron que Oscar “Cacho” Espinoza, Rubén Vázquez y Juan Carlos Rodríguez eran hijos legitimos del Chueco. Desde entonces, comenzaron a usar el apellido Fangio.

En el acto sucesorio que los tres herederos acordaron firmar con la Fundación Fangio se estableció que el Mercedes-Benz 300 SL pasaría a ser propiedad de los hijos. Desde ese entonces, quedaron en libertad de disponer sobre el vehículo, que se alquiló para programas de televisión y otros eventos promocionales.

El auto personal de Fangio al ser embarcado hacia Inglaterra. Foto: Autoblog.

Desde la Fundación Fangio le comentaron a Autoblog que hubiesen preferido conservar el SL 300, pero que el derecho legal sobre el auto pertenece a los hijos del Chueco.

Ahora el auto salió del país y busca nuevo dueño. No se reveló el valor del vehículo, pero por su historia y la fama de su propietario original podría alcanzar una suma millonaria en dólares.

Los autos de competición de Fangio fueron donados a la Fundación y no se pueden vender: son considerados “patrimonio deportivo” del Estado. El 300 SL, por ser un auto particular de Fangio y no un auto de competición, no contaba con esta protección patrimonial.