23 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 13º

Descendientes de irlandeses unieron las guardias del Monte y del Juncal con una cabalgata

Durante los festejos de San Patricio realizaron una travesía de 52 kilómetros por caminos rurales. Fotogalería.

Arribo a la Guardia del Juncal.

Arribo a la Guardia del Juncal.

ver fotogalería

En el contexto de la Semana de San Patricio, el grupo de descendientes irlandeses “El trébol y el ombú” con la colaboración de la Irish Race Society de Monte organizó una cabalgata que unió dos de los puntos históricos más relevantes de la región: la Guardia del Juncal (en Gobernador Udaondo, partido de Cañuelas) y la Guardia del Monte, con un recorrido de 52 kilómetros por caminos rurales.

El evento se realizó en dos etapas, el viernes 24 y sábado 25 de marzo, con la participación de varios jinetes y acompañantes en volanta. A mitad de camino se realizó una peña en la estación de Abbot, donde los aventureros fueron agasajados con un Irish Stew, un típico estofado de cordero preparado por el concejal cañuelense Santiago Mac Goey -de raíces irlandesas- en base a una receta centenaria heredada de sus ancestros.

En la Guardia del Juncal el historiador y docente Roberto L. Elissalde brindó algunas referencias sobre el rol que cumplieron estos reductos defensivos como instrumento para contener el avance de los indios hacia las primitivas estancias que rodeaban a la ciudad de Buenos Aires, cuna de los nacientes parajes. 

Los visitantes pudieron apreciar el notable deterioro del conjunto edilicio, en total estado de abandono desde hace décadas. Se hizo presente el delegado municipal de Gobernador Udaondo, Emmanuel Saiz, quien además de acondicionar el predio en vísperas de la cabalgata, dijo que existe voluntad del gobierno municipal de invertir para su puesta en valor.

La Guardia del Juncal comenzó a funcionar en 1771, construida por Juan Manuel de Echeverri, el mismo que erigió el Fortín de Lobos en 1779. En 1939 el historiador Eduardo F. Sánchez Zinny fue el primero en señalar que había funcionado en Cañuelas, aunque sin establecer su ubicación exacta.

“Esta Guardia, que estuvo ubicada dentro de los límites del actual partido de Cañuelas desde marzo de 1771 hasta enero de 1779 – año en que fue avanzada la frontera, trasladando el destacamento a la laguna de Monte – fue poco mencionada y prácticamente nada estudiada hasta que el historiador de Cañuelas Lucio García Ledesma pudo ubicarla geográficamente gracias al hallazgo de un antiguo y rudimentario plano confeccionado por el alcalde de Quilmes en 1800 a raíz del pleito por ocupación de terrenos realengos entre Paula García de Guisande y el blandengue Joseph Figueroa. Sabemos, además, que su comandante fue el sargento Mayor de la Matanza Bernardino Antonio de Lalinde. Según García Ledesma, se lo nombra a Lalinde en la Matanza para aliviar el trabajo a Clemente López Osornio (abuelo de Rosas), que hasta ese momento tenía a su cargo la vigilancia de los pagos de Matanza y Magdalena” explica el director del Museo y Archivo Histórico local, Gustavo Recalt.

En el casco de 12 hectáreas, entre acacias y cicutas, se mantiene en pie un rancho de fines del siglo XIX. En 1997 esta fracción fue donado por Ronaldo Ellecer Urruti a la Municipalidad de Cañuelas con fines educativos; mientras que en 2006 la Legislatura bonaerense, mediante la Ley 13.530, incorporó el campo circundante de casi 200 hectáreas al Sistema de Áreas Naturales Protegidas de la Provincia de Buenos Aires.

“El trébol y el ombú” es un grupo fundado en San Isidro por la artista cañuelense Carmen Casey, descendiente en cuarta generación de irlandeses y autora del libro sobre la Guardia del Juncal “Campos, cielo e historia “ (2021). Su esposo es el ex embajador de Irlanda en Argentina, Justin Harman. 

En 2022 ambos organizaron la primera cabalgata por caminos de Antonio Carboni, Las Marianas, Villa Moll, San Sebastián y Suipacha, itinerario donde también hay una importante huella de la inmigración irlandesa.


En el marco del último encuentro entre Cañuelas y Mote el historiador Elissalde destacó la presencia irlandesa en la zona a través de figuras como Patrick Garrahan, estanciero del siglo XIX y antepasado del afamado pediatra. 

Precisamente varias de las estancias precursoras de estos pagos estuvieron dirigidas por irlandeses lo que convirtió a Cañuelas en un distrito fuertemente ligado a la producción ovina antes de virar a la producción lechera.

Imágenes gentileza de Justin Harman.

Cabalgata a la Guardia del Juncal (Fotogalería)

Escrito por: Redacción InfoCañuelas