Volver a sección

| Turismo

Con nuevos dueños resurgió La Garza Mora, un clásico de la gastronomía de Cañuelas

El 5 de diciembre reinauguró el emblemático restaurante ubicado en la entrada al barrio Peluffo. Fotogalería.

El 5 de diciembre reinauguró el emblemático restaurante ubicado en la entrada al barrio Peluffo. Fotogalería.

1 / 8

El local amplió el sector de parrilla.

1 / 8

2 / 8

2 / 8

3 / 8

3 / 8

4 / 8

4 / 8

5 / 8

5 / 8

6 / 8

6 / 8

7 / 8

7 / 8

8 / 8

8 / 8

“La Garza Mora”, uno de los restaurantes más antiguos de Cañuelas, estaba cerrado desde hacía más de dos años y parecía destinado a desaparecer. Pero en abril de 2020 el fondo de comercio quedó a cargo de un nuevo inquilino que a lo largo de varios meses trabajó en su recuperación, dotando al corredor de la Ruta 3 de una opción que faltaba.

El nuevo responsable del restaurante y parrilla es Leonardo Belizán, vecino de Laferrere,  músico y productor musical sin antecedentes en el ámbito de la gastronomía. Junto a su esposa Giselle, su par en este proyecto, se interiorizó en la mística de La Garza Mora para aggiornarlo sin renunciar a su historia.

“El lugar siempre fue reconocido por sus pastas caseras y porciones abundantes, por lo que vamos a continuar con esa línea. Y por otro lado vamos a reforzar la parte de parrilla, que es un producto muy demandado por toda la gente que llega a Cañuelas desde otras localidades”, dijo Belizán a InfoCañuelas.

Además de las pastas hay variedad de minutas, comidas elaboradas y un asador que próximamente incorporará cerdo y cordero a su gama de carnes.

“Me aventuré a armar un restaurante de cero. Hice una restauración integral del salón, tanto en la parte interior como exterior. Ampliamos el asador en un espacio vidriado, mejoramos el parque (que tiene capacidad para más de ochenta comensales), renovamos todos los baños y la instalación eléctrica... Gran parte de la mano de obra fue realizada por músicos amigos. Fue un trabajo muy intenso tratando de respetar el estilo del lugar”, subrayó Belizán. En ese sentido, destacó que se conserva la barra original y una chimenea.

“Es mi primera experiencia en la gastronomía. Al ser músico hice muchas giras y siempre me gustaba parar en lugares tradicionales de cada pueblo, lugares que tienen una historia para contar. Siempre imaginé la posibilidad de tener un lugar propio con esas características” señaló el emprendedor.

“La gente que está viniendo se muestra muy sorprendida por lo lindo que hemos dejado el salón. Muchos nos cuentan su vínculo con el restaurante, nos dicen que venían a comer con sus padres y que ahora vienen con sus hijos o nietos” agregó Belizán.

Destacó que desde un principio trató de dar empleo local y por eso el personal de servicio es de San Esteban y Los Pozos. Además, agradeció el apoyo que le dieron los dueños del inmueble, Carlos Martínez y José Axt. 

“La Garza Mora” -con su hostería, restaurante, salón de té y estación de servicio- se inauguró el 10 de agosto de 1948. Hasta 1981 estuvo a cargo de Alfredo y Cesarina Massara. Luego vinieron varios concesionarios, el último de los cuales fue Miguel Bianchi.

En esta nueva etapa que comenzó el 5 de diciembre La Garza Mora funciona de martes a jueves al mediodía; y los viernes, sábados y domingos también a la noche. A partir del 15 de enero, en la temporada de vacaciones, abrirá de martes a domingo en los dos turnos. Se puede ocupar alguna mesa u optar por el servicio de take-away.

A partir de febrero, si no se agravan las condiciones de la pandemia, la intención es comenzar a hacer cenas shows los viernes; y espectáculos de folklore los domingos.

El restó y parrilla se ubica en el km. 56 de la Ruta 3, frente al barrio Peluffo de Cañuelas. Pedidos y reservas: 11 2614 5656.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x