Volver a sección

Policiales

Bianca tenía signos de abuso de larga data y murió tras un golpe en la cabeza

Así lo determinó la autopsia. Su madre y el padrastro se negaron a declarar y quedaron detenidos.

 El padrastro y la mamá de Bianca Xiomara.

Bianca Xiomara Godoy, la niña de 4 años que falleció el viernes en la localidad de Máximo Paz, tenía laceraciones, marcas y signos de violación de larga data; y murió como consecuencia de un traumatismo de cráneo que le provocó una asfixia, según reveló la autopsia realizada este sábado a la tarde por el cuerpo médico forense de La Plata.

El informe de los peritos concluyó que la niña habría recibido un fuerte impacto en la cabeza posiblemente mientras comía, lo que derivó en una broncoaspiración de alimento y una posterior asfixia, con derrame cerebral.

Además, el cuerpo presentaba “signos de abuso sexual de larga data” como así también golpes previos, huellas de cintazos, hematomas en la cabeza y hasta marcas compatibles con mordeduras. En tobillos y muñecas había marcas producidas por el uso de ataduras o precintos, revelaron a InfoCañuelas fuentes judiciales.

Se descartó que la niña haya fallecido por ahogamiento en la pileta Pelopincho de la vivienda, tal como dijo su madre cuando llegó a la Unidad Sanitaria de Máximo Paz con el cuerpito desvanecido y mojado.



Los fondos de la casa donde vivía Bianca.
 

A causa de este bestial episodio, la madre de la menor, Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, quedó detenida por homicidio calificado por el vínculo; en tanto que su concubino, Federico Sebastián Espinoza, de 23, quedó detenido por femicidio.  Durante la tarde fueron llevados ante la fiscal Norma Pippo, titular de la UFIJ 2 de Cañuelas, pero se negaron a declarar. 

Prestaron declaración testimonial el padre biológico de la nena, una tía y una vecina. Todos ellos coincidieron en relatar situaciones de violencia preexistente. La vecina, por ejemplo, contó que le pegaban con una manguera y que la dejaban sola en la casa.

El único que realizó una denuncia fue el papá de Bianca. Lo hizo en Monte Grande en una oportunidad en que la nena fue a visitarlo y advirtió que tenía moretones. Aunque todó quedó en una exposición policial.

Viviana Roldán y su concubino Federico Sebastián Espinoza provienen de El Jagüel. Hace unos dos meses se instalaron en el llamado barrio Las Praderas o “barrio de los paraguayos”, en Máximo Paz Oeste. Combate de Los Pozos 452 es la dirección de la vivienda donde ocurrió el inhumano desenlace.

Esta medianoche Roldán fue conducida a la Unidad Sanitaria de Máximo Paz para realizar la evaluación médica previa a su reclusión. Cuando la entrevistaba un médico aseguró que se encuentra embarazada.

Por disposición de la fiscalía quedarán alojados en las comisarías de Lobos y Ranchos.