21 de julio. Cañuelas, Argentina.

weather 11º

La justicia rechazó el acuerdo por los terrenos del Uribe Fútbol Club, pero las partes seguirán adelante

“Prevalece el acuerdo firmado” dijeron a InfoCañuelas fuentes con acceso a la causa. El tema comienza a debatirse en el Concejo Deliberante.

La jueza María Verónica Leglise.

La jueza María Verónica Leglise.

En un fallo firmado en 2022 la jueza María Verónica Leglise, titular del Juzgado Civil y Comercial 18 de La Plata, determinó que la manzana donde se ubica el Uribe Fútbol Club (cedida por la Municipalidad sin la documentación adecuada) tenía que ser devuelta a sus legítimas propietarias, las hermanas María Teresa y María Aída Sylvester. Luego de una serie de apelaciones que llegaron hasta la Suprema Corte Bonaerense, el fallo quedó firme.

Para evitar un desalojo del predio deportivo, donde el “Tricolor” realizó inversiones de infraestructura, la Municipalidad de Cañuelas firmó un acuerdo de compensación con los abogados de las hermanas Sylvester según el cual a cambio de la manzana Nro. 63, donde se encuentra el estadio, recibirían la manzana fiscal Nro. 39, de igual dimensión, que estaba destinada a una plaza. 

Este acuerdo firmado el 9 de abril de 2024 ante la escribana Guadalupe Morales fue ingresado al Juzgado 18 por la abogada municipal Micaela Ramírez, pidiendo su homologación.

“Atento que el presente acuerdo implica un razonable cumplimiento de la sentencia, considerando los complejos intereses en juego de todas las partes, se solicita a Vuestra Señoría que proceda a su homologación judicial en los términos y alcances de la ley” señala la petición de la Dra. Ramírez.

Sin embargo, la jueza Leglise rechazó la homologación al considerar que no se estaba respetando el dictamen, es decir la devolución del bien a sus propietarias, lo que podría suponer un perjuicio para las actoras.

“Los términos del convenio de cumplimiento de sentencia presentado modifican en forma inequívoca lo decidido en el fallo precitado, excediendo, por ello, el marco de cumplimiento del mismo, deviene improcedente la homologación pretendida, desestimándose en consecuencia la petición efectuada en su respecto” concluyó la magistrada.

¿Qué sucederá ahora? InfoCañuelas consultó al secretario Legal y Técnico del municipio, Sebastián Demicheli, quien afirmo que independientemente de esta resolución judicial, “prevalece el acuerdo entre las partes”. “¿Entonces por qué motivo se solicita la homologación si luego no se va a acatar lo que se resuelva?” insistió este medio. “Porque siempre se pide”, resumió el funcionario.

Una respuesta similar brindó Gustavo Rapalini, uno de los abogados de las hermanas Sylvester: “A mi criterio, con todo el respeto que me merece la jueza, cometió el error de confundir un acuerdo con una forma de pago. Lo que pedimos era la homologación de la forma en la que se iba a cumplir la sentencia, no una modificación de la sentencia. Cometieron un error. Hay voluntad de ambas partes de seguir con todo lo firmado, por ahora no hay ninguna modificación y sigue todo como se acordó”.

Entre tanto, el convenio también deberá pasar por el Concejo Deliberante, ya que el municipio no puede enajenar bienes propios (en este caso la manzana ubicada contra los campos del Don Bosco, donde se iba a hacer una plaza) sin el acuerdo legislativo.

Además del acuerdo principal por el enroque de las manzanas, el Concejo deberá convalidar el acuerdo de pago de honorarios firmado por el municipio con los abogados Rapalini y Germán Rivera. A cambio de los 120 mil dólares por su representación en la causa la Municipalidad acordó pagarles con tres terrenos ubicados sobre el límite con Lobos, a un costado del barrio “Los Fresnos Quintas de Uribe”.

Esos tres lotes están dentro de una reserva fiscal que el municipio recibió por el fraccionamiento del barrio de quintas y si bien quedaron para el erario público, el municipio todavía no es titular de dominio.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas