Volver a sección

| Información general

Fiesta clandestina en Máximo Paz: “Vamos a pedir la restitución de los equipos” dijo la abogada del imputado

Este lunes se presentarán este lunes ante el juez Fabián Silveti.

Este lunes se presentarán este lunes ante el juez Fabián Silveti.

Fiesta clandestina en Máximo Paz: “Vamos a pedir la restitución de los equipos” dijo la abogada del imputado

 Los preparativos de la fiesta, en la tarde del 31.

En la madrugada del 1 de enero efectivos policiales de Máximo Paz y agentes de la Dirección Municipal de Ordenamiento Urbano se presentaron en una finca de la calle Argentina entre Cuba y Bolivia, donde se estaba desarrollando una fiesta clandestina con la participación de unas 300 personas sin protección ni distancia social.

Mientras que la policía demoró a 10 personas acusadas de provocar escándalo y alterar el orden del vecindario (contravención prevista en el artículo 77 de la Ley 8031) los agentes municipales labraron una infracción contra Ayrton Porto –responsable del inmueble– por violación del decreto 614/2020, que prohíben la realización de reuniones multitudinarias en el marco de la pandemia.

Además, los agentes secuestraron los equipos de audio y sonido utilizados en el evento.

La abogada de Porto, Nicolasa Boccarratto, adelantó que este lunes 4 de enero se presentará junto a su cliente ante el juez de Faltas Fabián Silveti para solicitar la restitución de los equipos.

“Los equipos no son de Porto, son de un amigo. En realidad se juntaron en el predio, al aire libre, y uno de los que estaba ahí publicó en las redes sociales la reunión y empezó a caer gente. Este lunes nos vamos a poner a disposición del juez para explicar lo sucedido y circunscribir los hechos a su exacta dimensión”, dijo la abogada.

Cabe recordar que hasta el momento el juez Silveti dictó dos fallos muy duros contra los responsables de dos inmuebles en los que se realizaron fiestas clandestinas.

A fines de octubre condenó Mariela Soledad Papaianni (propietaria de una quinta ubicada en San Juan y Ecuador de Los Aromos) y a su padre Antonio Papaianni (quien le alquiló la quinta a los organizadores) al pago de 221 mil pesos de multa. 

A mediados de diciembre aplicó una sanción del mismo monto a Maximiliano Anselmo Sáenz Valiente, titular de una quinta de la Ruta 3 donde se desarrollaba una fiesta con más de 60 personas en un salón.

Además, Silveti ordenó el decomiso de equipos de audio, bebidas y hasta los freezers usados en el predio a los efectos de “disuadir la organización de nuevas fiestas clandestinas cuyo daño es difícil de mensurar”.

Cabe destacar que en la primera fiesta de Los Aromos había 22 personas y en la de Ruta 3 alrededor de 60, mientras que en la de Máximo Paz había por lo menos 300 en un patio.

x