Volver a sección

| Educación

Escuela 17: la justicia desestimó la denuncia penal presentada por una docente contra una compañera

Le inició una causa por una supuesta crítica expresada en un reunión de maestros. “Se ha extrapolado al Poder Judicial una problemática personal” señala el dictamen.

Le inició una causa por una supuesta crítica expresada en un reunión de maestros. “Se ha extrapolado al Poder Judicial una problemática personal” señala el dictamen.

 Escuela 17: la justicia desestimó la denuncia penal presentada por una docente contra una compañera

La Fiscalía Descentralizada Nro. 2 de Cañuelas a cargo de la Dra. Norma Pippo desestimó hoy una denuncia penal presentada por Marisa Brocardo contra su compañera de trabajo Natalia Biaus, ambas docentes de la escuela primaria Nro. 17 de Vicente Casares.

En el marco del expediente “Brocardo Marisa, Averiguación de Ilícito, IPP 06-03-948/21” la fiscal no encontró el mínimo elemento para iniciar una investigación por lo que decidió desestimar la causa por inexistencia de delito.

El 13 de marzo Brocardo declaró que durante una reunión de docentes realizada a fines de febrero para planificar el inicio de clases Biaus le dijo frente a otras maestras: “Si no sabés cómo hacer el trabajo, ¿para qué tomaste la dirección?”. Al parecer, Brocardo se sintió insultada, menospreciada o maltratada, por lo que se dirigió a la Comisaría 1ra. para radicar la denuncia.

En la resolución firmada hoy por la Fiscalía 2, Secretaría del Dr. Pablo Ober. se indica que en la denuncia no se advierte la comisión de ninguno de los delitos tipificados en el Código Penal “sino más bien la extrapolación de una problemática personal que ante la incapacidad o desinterés de las partes en resolverlo de un modo efectivo ha sido presentada en el ámbito judicial”.

Luego, subraya que el fuero penal “es la herramienta menos idónea para sanear relaciones sociales” y que hasta el breve tiempo dedicado a la redacción de la resolución “implica un desmedro a las causas de alta complejidad a las cuales se debe dar prioritaria respuesta”. 

En otras palabras la resolución está diciendo que se le hizo perder al Poder Judicial un tiempo precioso por una nimiedad del ámbito intraescolar.

Lo llamativo del caso es que rápidamente, antes de esperar la resolución judicial, las autoridades del área de Inspección de Cañuelas desplazaron a Biaus, quien ahora será sometida a un proceso administrativo, posiblemente largo y tortuoso.

Ayer InfoCañuelas publicó la carta que la comunidad educativa le envió al inspector jefe Distrital, Luis Vega, pidiéndole la inmediata restitución de Natalia Biaus al frente de 5to. año. Le exigieron que sea “digno y objetivo” en el análisis del conflicto y que rápidamente se aboque a la búsqueda de la verdad.

En otro párrafo le recordaron las declaraciones que hizo en InfoCañuelas cuando asumió el cargo, en febrero de 2020. En ese momento declaró que se ocuparía de evitar los “desplazamientos automáticos” de los docentes ante cualquier denuncia. “Vamos a trabajar para que cuando se deba aplicar el artículo 139 se haga con todos los elementos posibles y no tomando la denuncia penal como único fundamento” fueron sus palabras.

Hay un antecedente: en septiembre de 2019, durante la gestión de la inspectora Eva Corbalán, una maestra de inicial -de trayectoria impecable, muy querida por sus pares y la comunidad educativa- fue desplazada por un supuesto tirón de pelo a una alumna

El 9 de septiembre la fiscal Norma Pippo envió a archivo la denuncia penal radicada siete días antes, al considerar que no había pruebas de ningún delito. 

Paradójicamente, en el mismo momento en que la fiscal firmaba la resolución, la inspectora de Inicial Marcela Barrios le comunicaba a la docente la aplicación del artículo 139 del Estatuto Docente confirmando su apartamiento de las aulas en forma preventiva. Transcurrido un año y medio, sigue alejada de las aulas y recluida en tareas administrativas. 

Burocracia, arbitrariedades y falta de empatía de un sistema que pretende educar al soberano.

x