Volver a sección

| Cultura y eventos

Durante las Fiestas Patronales exhibirán las viejas campanas de la Iglesia

Estarán expuestas en la plaza San Martín y en diciembre serán montadas en el templo parroquial.

Estarán expuestas en la plaza San Martín y en diciembre serán montadas en el templo parroquial.

Durante las Fiestas Patronales exhibirán las viejas campanas de la Iglesia

 Las campanas guardadas en un depósito parroquial.

El próximo sábado 16 de Julio se vivirá la fiesta de la Virgen del Carmen en un contexto especial: el bicentenario del Partido de Cañuelas.

En adhesión a este momento histórico la comunidad parroquial decidió organizar una festividad fuera de lo común y por lo tanto la procesión se realizará en horario matutino, como se acostumbraba en el siglo pasado.

La caravana de fieles encabezada por la imagen de la patrona partirá a las 10 hs. desde la estación ferroviaria. Luego de la homilía a cargo del obispo diocesano Mons. Jorge Torres Carbonell habrá un espectáculo musical con el regreso de Los Quichuas y un cierre a cargo de Peteco Carabajal.

Durante la fiesta habrá distintos puestos de venta de alimentos. La recaudación se destinará a la refacción del Salón San José de la calle Lara.

El condimento distintivo de esta fiesta serán las viejas campanas de la Iglesia, que serán exhibidas en una tarima en la plaza San Martín. Se trata de cuatro piezas de entre 40 y 250 kilos que fueron instaladas en el campanario entre 1864 y 1893. En 2006 fueron remplazadas por un nuevo carillón.

La idea de rescatar estas campanas surgió en abril de este año a partir de una carta que publicaron Pablo Garavaglia y Susana Frasseren, seún un pedido del vecino Marcelo Nuss. Posteriormente el cura párroco Ramón Costilla comenzó a evaluar algunas alternativas en colaboración con el municipio. En el Tedéum del 25 de Mayo la intendente Marisa Fassi habló con el sacerdote y lo convenció de mostrarlas en el Día de la Virgen.

Sin embargo la idea de Costilla es buscarles un lugar definitivo a la vista de la comunidad pero siempre en el templo, ya que son propiedad de la Iglesia. El 8 de diciembre sería la fecha elegida para terminar el proceso de reubicación.

El secretario de Producción, Marcelo Di Giácomo, ya mantuvo un contacto con el Arq. Carlos Moreno, quien le sugirió instalarlas en una especie de pedestal colgante en el atrio o vereda para que se pueda leer sus inscripciones y se las pueda hacer repicar en fiestas especiales mediante un badajo extraíble (al menos las dos que no están rajadas). La posición de Moreno es que las campanas, nacidas como un elemento de comunicación sonora, no pueden quedar mudas, silenciadas en algún museo, sino que deben seguir sonado y cumpliendo la función para la que fueron concebidas.

Por otra parte hubo contactos con el Arq. Rubén Bottero, cuya idea sería colgarlas en lo alto del frente de la Iglesia, a cada lado de la imagen de la Virgen. En ese caso se deberá evaluar si la estructura está preparada para resistir un peso significativo.

Tanto Di Giácomo como Eduardo Recalt, colaborador de la parroquia e integrante de la Comisión del Bicentenario, tiene previsto convocar a estos arquitectos para una reunión técnica en el templo y así evaluar cuál sería la opción más adecuada.