Volver a sección

Columnistas

Agua, una fuente de vida

Consejos para sostener una adecuada hidratación. Escribe: Lic. Florencia Escande

Ya sabés de memoria el versito de “Dos litros de agua por día”. Lo tenés en tu lista de frases del nutricionista… y ahí está la cuestión. Empezar a llevar a la práctica los conceptos de alimentación saludable. 

No es fácil, lo sé. Sólo una persona motivada puede considerar la posibilidad de modificar una conducta. Bien, ¿entonces? La motivación es el resultado de la toma de conciencia.

Estoy acá para contarte la importancia de hidratarse adecuadamente. Claro, hablamos de cantidad y calidad. Tal vez luego de leer estos renglones tomes conciencia (¡y tomes agua!) y ahí, ¡zas!: cambio de conducta. 

La sed es un síntoma de deshidratación, el cuerpo te está avisando que falta líquido… Prevení. Acudís entonces al kiosco que te queda de pasada, pero te cuento un detalle, la sed se confunde con hambre - seguramente vas a terminar eligiendo mal - Por esto nuevamente, prevení. 

Dos litros de agua (potable o segura, no lo olvides) son el equivalente a 10 vasos o 4 botellitas. Empezá a medir, percibir, que cantidad de líquido estás tomando. Llevá la botellita en el auto, en la mochila, al trabajo, a la escuela, al gimnasio. Usala también como estrategia mientras estás en casa. 

¿Odiás el agua? Combinala con el jugo de algún cítrico exprimido: limón o naranja. Los jugos en polvo, gaseosas o aguas saborizadas aparte de conservantes y aditivos químicos, tienen muchísima azúcar. ¿Cuánto? Un vaso de gaseosa puede tener hasta cinco cucharadas… Las famosas “calorías vacías”. Las versiones light no contienen dicha cantidad, pero, ¿te ducharías con gaseosa? Bueno, ¿por qué entonces elegir estas opciones para limpiar tu cuerpo, no? 

Muchos se escudan en “yo tomo casi 2 termos de mate”, pero esta infusión tiene efecto diurético (al igual que el alcohol). Es decir, aumenta las pérdidas de agua y electrolitos por orina. Por eso no es una buena opción. 

¿Y qué pasa con los alimentos que forman parte de nuestra alimentación diaria? Las frutas y verduras contienen un 80 – 90 % de agua, sí ¡un montón! Para que tengas una idea, las carnes cocidas un 60% y los fideos, por ejemplo, entre un 30-40 %. 
Todo suma, pero si tenés una alimentación monótona y baja ingesta de líquido… todo resta. 

Lic. Florencia Escande
Nutricionista (UBA).

M. N. 8545 / M. P. 3774
Consultorio “Creciendo – Espacio Integral”
Belgrano 860
Tel. (02226) 42-1422