Volver a sección

| Variedades

El otro Sabbat más allá del Atlántico

En Segovia, desde hace más de 20 años, funciona una disco con el mismo nombre que el histórico boliche de Cañuelas. Fotogalería.

En Segovia, desde hace más de 20 años, funciona una disco con el mismo nombre que el histórico boliche de Cañuelas. Fotogalería.

1 / 13

Sabbat, en el barrio antiguo de Segovia.

1 / 13

2 / 13

2 / 13

3 / 13

3 / 13

4 / 13

4 / 13

5 / 13

5 / 13

6 / 13

6 / 13

7 / 13

7 / 13

8 / 13

8 / 13

9 / 13

9 / 13

10 / 13

10 / 13

11 / 13

11 / 13

12 / 13

12 / 13

13 / 13

13 / 13

Un artículo publicado hace unos días en InfoCañuelas despertó la nostalgia por Sabbat, esa legendaria discoteca de Cañuelas fundada en 1982. Quienes tuvieron la posibilidad de leerlo se encontraron con decenas de fotos y un video inédito de 1987 que registra desde la llegada de los autos hasta las distintas tandas de música. Imágenes que permitieron descubrir muchas caras conocidas.

Para beneplácitos de esos nostálgicos, Sabbat no se ha ido del todo. Es que en Segovia, España, funciona una disco con el mismo nombre. Curiosamente fue inaugurada en 1996, al año siguiente del primer cierre del Sabbat cañuelense. El mes pasado, en plena pandemia, celebró 24 años de continuidad.

“No sabíamos de la existencia de esta disco en Argentina, nos enteramos por ustedes. La nuestra es una empresa familiar que fundó mi padre, José Gabriel Cobos, en octubre de 1996. Le pusimos ese nombre porque está ubicada en el barrio de la judería y Sabbat es el día festivo de los judíos” explica a InfoCañuelas el hijo del fundador, Gabriel Cobos Hernán, quien lleva  siete años al frente del negocio.

Al igual que su homónima de Cañuelas, Sabbat es una disco icónica de Segovia. Se encuentra en la calle peatonal Paseo del Salón Isabel II entre las calles La Puerta del Sol y La Puerta de la Luna, en el barrio de San Millán, a dos minutos de la catedral gótica Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos. Es la zona amurallada de Segovia, Patrimonio Histórico de la Humanidad.

“La judería”, como dice Gabriel, es un núcleo de calles estrechas donde antiguamente se encontraba asentada la colonia hebrea expulsada de España en el siglo XVI.

Sabbat tiene una superficie total de 500 metros y capacidad para unos 500 clientes. Puede haber recitales en vivo pero usualmente funciona como una disco auténtica. En las primeras horas domina el pop rock, luego el reggaetón y finalmente la música electrónica a partir de las 4 ó 5 de la madrugada.

Tras un período de cierre por la pandemia, reabrió en julio con obligadas limitaciones en cuanto a la cantidad de público que puede alojar. La pista ha sido parcelada con mesas altas y banquetas desde donde los clientes se limitan a bailar como en una burbuja. 

En sus 24 años el local ha pasado por varios cambios de fisonomía. La última remodelación data de 2017, a cargo del arquitecto de interiores Francisco Silván, quien desplegó una intensa estética sefardí (judeoespañola).

“Aquí en Segovia Sabbat es la discoteca más antigua de la ciudad, bastante conocida tanto en gente mayor como en joven, por tener tantos años y haber pasado tantas generaciones. Me sorprende que en Cañuelas haya existido un salón con el mismo nombre” concluye Gabriel.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x