Volver a sección

| Turismo

La Ciudad de Buenos Aires lanzó la Ruta Ceferiniana, conectada con Uribelarrea

La ruta tiene como finalidad declarar de interés cultural distintos puntos de homenaje y lugares donde pasó el beato Namuncurá, impulsando el turismo y la economía regional.

La ruta tiene como finalidad declarar de interés cultural distintos puntos de homenaje y lugares donde pasó el beato Namuncurá, impulsando el turismo y la economía regional.

La Ciudad de Buenos Aires lanzó la Ruta Ceferiniana, conectada con Uribelarrea

 Imagen de Namuncurá en la basílica María Auxiliadora.

Con un encuentro realizado en la basílica María Auxiliadora de Almagro, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires lanzó la “Ruta Ceferiniana”, en honor al beato Ceferino Namuncurá.

La propuesta no sólo busca visibilizar una figura importante en lo espiritual y religioso, sino también promover el turismo local y de otras regiones del país, ya que esta ruta incluye a las provincias de Neuquén, Rio Negro y Uribelarrea, en la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa -que ya fue declarada de interés por el gobierno de la Provincia en diciembre de 2020- tiene diversas aristas, tratando de abarcar todo el espectro de público y prestadores. De esta manera, ofrece una visita guiada peatonal en el barrio de Almagro, sobre la vida de Namuncurá allí, destacando su valor religioso, histórico y cultural. 

Durante el anuncio de esta propuesta se colocó una placa en el colegio Salesiano Pio IX en el barrio de Almagro, donde el beato pasó parte de su vida.

Participaron del acto de colocación de la placa: Patricio Fiorens, director del Colegio Pio IX; Gabriela Escobar, representante de la Comisión de Turismo Religioso y del INPROTUR; Claudia Boente, técnica en Turismo Religioso de MINTUR; Santiago Crimer, director de Relaciones Institucionales de MINTUR; Fernando Amer, Gerente Operativo de Servicios al Turista del ENTUR; Diego Gutiérrez, Director de Promoción Turística del ENTUR; Candela Díaz Mazzeo, Asesora de la Dirección Ejecutiva; y Marilú González Estevarena, Diputada de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

En representación de Uribelarrea y Cañuelas concurrió Marcelo Di Giácomo, interinamente a cargo del área de Turismo.


Di Giácomo y autoridades de CABA descubrieron una placa.

En otra línea, el proyecto que busca ser aprobado por la legislatura porteña, contempla un folleto gráfico, en formato digital o impreso, y un audiovisual para difundir el sitio Salesiano del barrio de Almagro. Además, capacitaciones gratuitas para profesionales del turismo, sobre Almagro y los atractivos relacionados a la vida de Ceferino.

El beato nació en Chimpay, Río Negro, el 26 de agosto de 1886. Cuando su padre, el cacique Manuel Namuncurá, fue promovido al rango de Coronel de la Nación, lo llevó a la Ciudad de Buenos Aires para estudiar en el Colegio Salesiano Pio IX.

A los 15 años su salud se deterioró por efecto de la tuberculosis. Por eso se decidió trasladarlo a Viedma, con la esperanza de que el aire de campo le ayudará a restablecerse. Allí comenzó sus estudios secundarios como aspirante a las órdenes dentro de la congregación salesiana, en el colegio San Francisco de Sales de Viedma. Pero su salud empeoró y falleció el 11 de mayo de 1905 en Roma.


Anuncio del proyecto en la basílica de Almagro.

En tres oportunidades en Uribelarrea para pasar sus vacaciones en la escuela Don Bosco de Uribelarrea. La primera vez arribó el 27 de diciembre de 1897 y la última fue en 1902 según se detalla en un artículo publicado por InfoCañuelas con las cartas que envió desde el colegio salesiano.

Cabe destacar que Uribelarrea también fue escenario de la película “El milagro de Ceferino” (Máximo Berrondo, 1971), film que muestra con gran despliegue varios escenarios naturales del poblado. Estrenada el 17 de junio de 1971, narra la curación milagrosa de un hacendado ciego, tras los rezos de su esposa india Anahí, fiel devota del indiecito.


TURISMO RELIGIOSO 

El Turismo religioso es una actividad que moviliza a millones de personas en todo el mundo, y su patrimonio representa uno de los principales atractivos. Nuestro país está conformado por una gran diversidad cultural representada por las colectividades que se radicaron en él. Cada una conserva sus prácticas religiosas, culturales y tradiciones, dejando huellas simbólicas y materiales.

En esa línea, Buenos Aires se destaca por contar con una gran variedad de templos. La diversidad de cultos que aquí conviven están representados a través de sus iglesias, mezquitas, sinagogas, catedrales, conventos y seminarios conformando la identidad porteña.