21 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 15º

El caribe y la música clásica se encontraron en Uribelarrea

Il Verdicchio –restaurante de próxima inauguración– recibió a la Camerata de la Orquesta Escuela de Berisso y al cubano Mambo Méndez.

José Bondar y sus alumnos.

José Bondar y sus alumnos.

En una de las esquinas más pintorescas de Uribelarrea -frente al octaedro de la plaza Centenario- se destaca Il Verdicchio, una casona de 1890 que formó parte del primer núcleo poblacional. Allí avanza la creación de un nuevo restó cuya inauguración se ha visto demorada por la pandemia.

El sábado 5 de marzo, en un evento de carácter privado organizado por José Luis Nacucchio y su esposa Roxana, Il Verdicchio fue sede de una inusual propuesta gastronómica y musical que unió al maestro José Bondar -eximio violinista de la ciudad de La Plata- y al no menos excelso Mambo Méndez, fiel intérprete de la música cubana.

En un inmenso patio de más de 800 m2, con las sillas y mesas distribuidas al amparo de una frondosa arboleda, los invitados disfrutaron un menú de pastas en varios pasos luego de una recepción de productos regionales.

En el primer momento musical se presentó el maestro Bondar junto a la Camerata de la Orquesta Escuela de Berisso integrada por sus alumnos Katherine Vargas, Lucas Vega, Joaquín Vega y Lucas Portos (violín), Juan Villavicencio (violoncello) y Ramiro Minasso (contrabajo).

“Después de tanto tiempo venimos a mostrar el trabajo que hemos podido desarrollar durante el aislamiento y vemos que a pesar de la pandemia también han sucedido cosas lindas en Uribelarrea. Esta reunón de hoy en este nuevo lugar de encuentro demuestra que la amistad prevalece por encima de todo” expresó Bondar al presentar a sus músicos.

Patio de Il Verdicchio.

El programa incluyó el Concierto en sí menor para violoncello y orquesta (Vivaldi), Danza de las ninfas (Jenkinson), Moto Perpetuo (Novácek), Por una cabeza (Gardel), El escondido (Gómez Carrillo) y Pizzicato Polka (Strauss).

Bondar ya estuvo en algunas oportunidades en Uribelarrea con el Cuarteto de Cuerdas de la Universidad de La Plata que integró con Fernando Favero, Roberto Regio y Juárez Johnson. Una de sus visitas más recordadas tuvo lugar en enero de 2007, cuando también invitado por Nacucchio brindó un concierto en el Santuario Nuestra Señora de Luján junto a Alberto Lysy, el más grande violinista argentino de todos los tiempos.

José Luis y Roxana junto al grupo de Mambo Méndez.

Concluido el menú de sello italiano y mientras la lluvia inoportuna obligaba a los invitados a refugiarse en el salón y galería del antiguo solar, Mambo Méndez y los Guayaberas desplegaron un sabroso repertorio de boleros y sones cubanos, varios de ellos popularizados en el disco de Buena Vista Social Club.

Méndez -hermano de Black Rodríguez Méndez, el vocalista de la Delio Valdez- estuvo acompañado por su hija Celina en saxo y el percusionista Faku Fernández con el swing de sus bongós.

Vitraux que se luce en el dintel de Il Verdicchio

“Il Verdicchio” -nombre que alude a Pedro Verdicchio, un constructor que con sólo 23 años levantó la casa con sus manos- es un emprendimiento de Roxana Berjano y José Luis “Chango” Nacucchio, abogado de la ciudad de Buenos Aires que hace dos décadas abrió “Macedonio” frente a la estación ferroviaria, el primer restaurante gourmet de Uribelarrea. Ya a fines de los ´90 Nacucchio vislumbró el potencial turístico de la colonia agrícola y su apuesta a la gastronomía de calidad le abrió la puerta a decenas de emprendedores que fueron surgiendo en los años posteriores.

La casona donde funcionará el nuevo lugar de comidas conserva toda la rusticidad y el color del tiempo. Su fachada de tonos ocre sirvió de telón de fondo para varias producciones de cine y televisión como Felicitas (2008) de Teresas Constantini y El viejo hucha (1980), el unitario de ATC protagonizado por Mirta Busnelli, Oscar Martínez y Osvaldo Terranova.

 

 

 

 

 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas