Volver a sección

| Turismo

Degustación de vinos y buena música en Il Verdicchio

Osvaldo Sánchez Salgado ofreció una experiencia sensorial de la bodega Rutini. Cierre musical con Mambo Méndez y los Guayaberas.

Osvaldo Sánchez Salgado ofreció una experiencia sensorial de la bodega Rutini. Cierre musical con Mambo Méndez y los Guayaberas.

Degustación de vinos y buena música en Il Verdicchio

 Sánchez Salgado, de Rutini Wines.

De tanto en tanto el restó Il Verdicchio de Uribelarrea sorprende con algún encuentro que invita a disfrutar sabores y aromas, notas y melodías.

El último sábado fue el turno de Osvaldo Sánchez Salgado, periodista gastronómico especializado en enología que animó una degustación premium de la bodega Rutini.

Los anfitriones Roxana Berjano y José Luis Nacucchio diagramaron un menú que incluyó una tabla de fiambres, empanadas, mollejas y choripán, carnes asadas con papas el horno, guisos de lentejas y mondongo. El postre comenzó con una selección de quesos blandos, siguió con un clásico arroz con leche y finalizó con pasteles, budines e infusiones.

Entre plato y plato, de la mano de Sánchez Salgado, los comensales pudieron apreciar las características del Trumpeter Reserve Pinot Grigio, el San Felipe Roble Sangiovese, el Trumpeter Reserve Bonarda y el Trumpeter Reserve Doux, este último un exquisito blend de 85 % Gewürztraminer y 15 % Riesling que acompañó el postre de brie y queso azul.

Osvaldo matizó la cata con datos sobre las propiedades de cada varietal, los maridajes más apropiados y amenas anécdotas con las que buscó contagiar su amor por la cultura del vino. No faltó un sorteo de mandiles, gentileza de Rutini Wines.


A la hora del café entró en escena Mambo Méndez y los Guayaberas de la Costa con un set de boleros, sones, cumbias mexicanas y colombianas y hasta una versión sui generis de Nel Blu di Pinto di Blu (Volare) que empujó a todos a bailar.

El grupo -que hace unos meses tocó como invitado de La Delio Valdez- está conformado por Mambo Méndez (voz y guitarra), Selva Rodríguez (saxo alto), Zulma Rodríguez (bajo), Facu Fernández (percusión) y Frida Fernández Martínez (voz y coros).


Sorteo de delantales Rutini.

Il Verdicchio es un emprendimiento de Roxana y “Chango” Nacucchio,  inaugurado hace casi un año en una casona de fines del siglo XIX ubicada frente a la plaza Centenario. El nombre remite a Pedro Verdicchio, constructor que con sólo 23 años levantó la casa con sus manos.

El inmueble, uno de los primeros edificios de la colonia Uribelarrea, fue restaurado por Nacucchio respetando las paredes asentadas en barro con sus detalles originales. Cuenta con un salón rematado por un imponente mostrador, una galería con vista al parque y un patio con mesas distribuidas bajo los árboles. Funciona los sábados, domingos y feriados de 9 a 18.