17 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 12º

Violento asalto en San Esteban: golpearon a una panadera y la maniataron con alambres

La atacaron cinco delincuentes armados. Le dijeron que habían matado al marido y que venían a buscar sus ahorros. Video.

Momento en que toman a la panadera del cuello.

Momento en que toman a la panadera del cuello.

Una comerciante del barrio San Esteban fue víctima de un violento asalto cometido por cinco delincuentes armados que ingresaron a su panadería y luego la llevaron a su domicilio particular donde la golpearon y la ataron con alambres.  

La víctima es Daniela Noguera, propietaria de la panadería Amore Mío ubicada en Algarrobo 123 de San Esteban.

El miércoles a las 20 ingresó parte de un grupo de cinco hombres que se hicieron pasar por clientes. En pocos segundos revelaron sus verdaderas intenciones: le dijeron que acababan de matar a su marido, que trabaja en una carnicería ubicada sobre la colectora, y que antes de morir había “cantado” que guardaba dólares en la casa.

Aterrada por la situación y convencida de que realmente lo habían asesinado, Daniela no tuvo más remedio que dejarlos entrar a su casa, que se encuentra en la parte posterior de la panadería. Allí se encontraban sus hijos de 16 y 20 años (por fortuna el más chico, de 10, estaba en la escuela).

Antes de ingresar a la vivienda le preguntaron si había más gente en el lugar. En el afán de proteger a los hijos les dijo que no había nadie. “Mirá que si hay alguien, lo mato” advirtió el líder de la banda, protegido con guantes y capucha.

Ya en el hogar se dedicaron a revolver la habitación del matrimonio en busca de los dólares, que no existían. “¿Ustedes creen que si tuviera dólares estaría vendiendo pan y facturas?” les dijo ella, mientras los cacos seguían revolviendo un ropero.

En el cajón de la ropa interior hallaron una cantidad de pesos que estaba destinada al pago de la mercadería que llegaría al día siguiente. Los delincuentes se enojaron por ese hallazgo, creyendo que Daniela les estaba ocultando información y fue entonces cuando le pegaron culatazos y la ataron con alambres de fardo.

Al cabo de algunos minutos, se fueron con en el dinero, el teléfono móvil y el auto de la mujer, un Chevrolet Cruze que luego apareció abandonado en Virrey del Pino.

Los dos hijos de Noguera permanecieron ocultos en una habitación, donde no fueron descubiertos. “Soy evangélica, creo en Dios, y siendo que Dios los protegió. Se quedaron paralizados, no hicieron ningún ruido y por eso los delincuentes no se dieron cuenta de que estaban allí” dijo a InfoCañuelas la señora Marta Carrizo, mamá de la víctima.

La secuencia quedó registrada en una cámara de seguridad privada que muestra el merodeo de un Fiat Cronos blanco a partir de las 19.51.

A las 19.53 llegan a la panadería dos delincuentes a pie y detrás de ellos el auto blanco, pero se alejan cuando pasa un vecino en bicicleta.

Regresan a las 20. Esta vez ingresan a la panadería y a las 20.01 se ve que sacan a Daniela Noguera hacia una puerta lateral reduciéndola con un brazo alrededor de su cuello. A las 20.06 sacan el auto de la víctima y se van.

En las imágenes aportadas a la justicia hay otros videos que muestran el mismo Fiat Cronos blanco pasando en varias oportunidades frente a la panadería, desde el viernes, aunque aparentemente nunca se bajaron del vehículo porque siempre había clientes. Este miércoles, aprovechando que la calle estaba desierta por la lluvia, vieron la oportunidad y concretaron el atraco.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas