Volver a sección

| Policiales

Video. Un boquetero rompió el techo y entró a la Farmacia Garavaglia II

Se llevó dinero y efectos personales. Quedó registrado en una filmación de las cámaras internas. Fotogalería.

Se llevó dinero y efectos personales. Quedó registrado en una filmación de las cámaras internas. Fotogalería.

1 / 5

El boquetero gateando en la farmacia.

1 / 5

2 / 5

2 / 5

3 / 5

3 / 5

4 / 5

4 / 5

5 / 5

5 / 5

Un nuevo robo boquetero -el segundo en una semana- se produjo en la ciudad de Cañuelas. En esta oportunidad un delincuente solitario ingresó a la farmacia Garavaglia II, ubicada en Av. Libertad y Florida, tras cortar chapas y perforar el cielo raso.

Adrián Garavaglia, propietario del comercio, explicó a InfoCañuelas que el incidente se produjo en la medianoche del sábado, exactamente a las 0.2 minutos, de acuerdo al registro de la cámara de seguridad. Lo descubrió por casualidad el domingo a las 21 cuando pasó por el local para retirar unas llaves que se había olvidado.

Aparentemente una sola persona hizo todo el trabajo: cortó las chapas de zinc, rompió unas tablas y luego perforó el cielorraso de yeso, descolgándose desde el techo con una tela enrollada.

“Como no tengo vecinos, el delincuente trabajó con mucha tranquilidad a pesar de que seguramente hizo bastante ruido. Al lado funcionaba un bar (Alma Errante) que ahora fue alquilado por el Sindicato de la Carne. Como no hay nadie, tuvo todo el tiempo del mundo”, relató Garavaglia.

“Descendió en una oficina donde no tengo sensores de alarma porque jamás pensé que podrían ingresar de esta manera. Todos los sensores están en los pasillos y en el sector de atención al público”, agregó.

Así se descolgó el boquetero desde el techo.

Quizá porque observó los sensores durante el robo o porque había estado previamente como cliente, el delincuente  no se desplazó caminando hacia el interior de la farmacia. Solamente avanzó unos metros agachado para evitar ser detectado y se cubrió la cabeza con una toalla para ocultar su rostro.

Siempre en esa posición revolvió algunos cajones y se llevó dinero en cambio, alrededor de 50 mil pesos, junto con dos pares de calzado que Garavaglia acaba de recibir de Mercado Libre.

Se trata del segundo robo boquetero ocurrido en el centro comercial en pocos días. El 19 de marzo hicieron un orificio en la pared posterior de la zapatillería Osmar, en Av. Libertad y Ameghino, sustrayendo más de 60 pares de zapatillas por un monto estimado de 240 mil pesos.

Esta modalidad tuvo a mal traer a los comerciantes en 2015, cuando delincuentes ingresaron por el techo al local Quimi Cañuelas, en calle Rivadavia, sustrayendo productos por 300 mil pesos; y en Optisejas, de donde se llevaron anteojos, perfumes y relojes por más de 300 mil.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos