20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Delincuentes hicieron un boquete y se llevaron zapatillas por más de 200 mil pesos

Ocurrió el viernes a la madrugada en comercio ubicado en Av. Libertad y Ameghino.

Un importante robo de mercadería ocurrió el viernes a la madrugada en la zapatillería Osmar ubicada en la esquina de Av. Libertad y Ameghino, en el centro de la ciudad de Cañuelas.

Cuando Ezequiel, el propietario, abrió el local en las primeras horas de la mañana se encontró con la mercadería diseminada. Al dirigirse al depósito halló un boquete en la pared. Por ese espacio, que da al patio trasero, los malvivientes se llevaron al menos 60 pares de zapatillas importadas Jaguar y Dufour, de origen brasilero, entre otras primeras marcas, por un valor de aproximadamente 240 mil pesos.

Todas esas zapatillas se encontraban en sus correspondientes cajas. El importante volumen de mercadería indica que los delincuentes contaban con algún vehículo.

Para ingresar, doblaron una puerta de chapa ubicada en una casa abandonada que linda con el local y que forma parte del mismo predio. Una vez en el interior los boqueteros se movieron con tranquilidad y rompieron la pared a mazazos, sin ser vistos desde la calle. 

La puerta por la que entraron desde Ameghino; y el boquete en el depósito.

“Hace 11 años que estoy en el local y nunca supe lo que había en ese predio de al lado. Le pedí la llave a la dueña y al revisar la casa abandonada, detrás de un taparrollos nos encontramos con dos bolsas de consorcio llenas de zapatillas sin caja. Además de llevarse los 60 pares más valiosos y varios pares de panchitas, tenían preparado otro lote de mercadería, seguramente para llevarse en otro momento”, detalló Ezequiel.

En enero de 2020 Ezequiel -que no tiene seguro- sufrió un incendio del local y luego sobrevino la pandemia. “El año pasado tuve que empezar de cero en un momento muy difícil. Recién ahora empecé a trabajar y recuperar un poco las ventas y me pasa esto. Ayer me ocupé de tapar el boquete y ordenar todo el desastre que me dejaron. Hoy ni siquiera fui al negocio, porque estoy desanimado. Me voy a tomar unos días para analizar si tiene sentido seguir o no, si voy a seguir en Cañuelas o en otro lugar. Así no te quedan ganas de seguir trabajando”.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas