Volver a sección

| Policiales

Por orden judicial liberaron a “Chuly”

La medida se concretó ayer tras una resolución del juez Martín Miguel Rizzo.

La medida se concretó ayer tras una resolución del juez Martín Miguel Rizzo.

Por orden judicial liberaron a “Chuly”

 Chuly, cuando fue detenido el 10 de febrero.

El joven del barrio San Ignacio conocido en el mundo del hampa por el apodo de “Chuly” estuvo detenido sólo ocho días. El juez Martín Miguel Rizzo dispuso su excarcelación mediante una resolución que quedó firme en el día de ayer, viernes 18.

En horas de la tarde el adolescente, de 19 años, abandonó la Comisaría 1ra. junto a Matías Alberto Bouchet. Ambos habían sido detenidos el 10 de febrero en el barrio San José, luego de una persecución de la que participaron efectivos de la Comisaría 1ra. y de la Guardia Urbana.

No trascendieron los argumentos del magistrado para ordenar la excarcelación, pero seguramente fue decisiva la baja calificación de la última causa iniciada contra el muchacho (Hurto), un delito que por sí mismo no admite una detención prolongada.

Además, si bien Chuly tiene varias causas anteriores en trámite (algunas de cuando era menor de edad y otras en el año que lleva como mayor) en ninguna de esas causas ha sido condenado, por lo que no pueden computarse los antecedentes. La justicia demora entre dos y tres años como mínimo en resolver un expediente penal, lo que termina beneficiando a aquellos malvivientes que delinquen en forma habitual.

La noticia cayó con desagrado entre las fuerzas policiales,  que luego son blanco de la bronca social. Precisamente los policías locales buscaron a Chuly durante varios días. El 8 de febrero el GAD allanó su vivienda del barrio San Ignacio en el marco de una causa iniciada en enero, por un asalto a la Casa del Niño Laura Vicuña. Según vecinos, Chuly escapó por los fondos cuando los efectivos de elite derribaron la puerta.

Dos días más tarde un vecino del barrio 12 de Octubre le pegó un grito cuando lo vio con unas bolsas que acababa de sacar de una camioneta. Eran latas de pintura, solventes y otros materiales valuados en más de 15 mil pesos. Chuly escapó corriendo e intentó esconderse en el patio de la casa de una octogenaria donde fue aprehendido junto con Bouchet, quien intentó resistirse. Por eso también le iniciaron una causa por Resistencia a la autoridad.

El fiscal Lisandro Damonte pidió la detención de ambos poniendo en relieve su desapego a las normas jurídicas.