Volver a sección

| Policiales

Femicidio de Mónica Ríboli: la fiscal Pippo recibirá el peritaje de los teléfonos

Jonathan Rodríguez continúa detenido como único sospechoso del crimen de su ex esposa.

Jonathan Rodríguez continúa detenido como único sospechoso del crimen de su ex esposa.

 Rodríguez y Ríboli tenían tres hijas.

El juez Martín Miguel Rizzo autorizó el desbloqueo de los teléfonos móviles por lo que en los próximos días se conocerá el intercambio de mensajes que mantuvieron Mónica Ríboli y su ex pareja Jonathan Omar Rodríguez, detenido por el femicidio de la joven.

Los aparatos secuestrados por la justicia están siendo analizados por la Dirección de Análisis Tecnológico de las Comunicaciones de la Policía Científica. Se estima que entre el viernes y el lunes a fiscal Norma Pippo recibirá una transcripción de los WhatsApp y audios que podrían haber intercambiado la víctima y el victimario.

Rodríguez, de 27 años, permanece detenido en San Vicente como único sospechoso del crimen ocurrido el 9 de septiembre en la vivienda de Castro Barros 242 del barrio Libertad.

Tras un llamado de emergencia recibido en el 911, los efectivos concurrieron a la casa donde se encontraron con Rodríguez y el cadáver de su ex esposa. El hombre manifestó que al arribar a la vivienda halló a su ex pareja colgada de un árbol con un cable y que en un estado de “nerviosismo” la descolgó e intentó reanimarla mediante RCP.

Sin embargo, la autopsia reveló que Ríboli, de 29 años, murió por estrangulamiento manual, ya que las marcas halladas en el cuello no eran compatibles con la presión ejercida por un cable.

Además, el pino de donde Rodríguez afirma haber descolgado a Mónica es un árbol joven que sería demasiado endeble para soportar un cuerpo robusto como el de la mujer fallecida.

Cabe recordar que ante la conducta violenta del hombre, Ríboli solicitó una perimetral que fue aprobada por el Juzgado de Paz en junio pasado. La justicia no ordenó medidas adicionales, como el botón antipánico ni un rondín de control.

En su declaración ante la fiscal Pippo Rodríguez negó haber matado a la madre de sus tres hijas e insistió con la teoría del suicidio. En ese sentido dijo que observó en sus muñecas distintos cortes que darían cuenta de su tendencia suicida.

Fuentes judiciales revelaron a InfoCañuelas que esas cicatrices, mencionadas en la autopsia, no son recientes y que corresponden a cortes muy superficiales que no serían suficientes para causar la muerte.

Una de las hipótesis que baraja la justicia es que Ríboli pudo haber sido estrangulada dentro del Fiat 147 estacionado en el patio delantero de la casa, junto al pino. La Policía Científica inspeccionó el habitáculo pero no halló elementos de interés para la causa.

x