Volver a sección

| Policiales

Elevaron a juicio la causa contra el catequista del Santa María

El sacerdote está acusado de abuso sexual contra dos alumnas de la institución.

El sacerdote está acusado de abuso sexual contra dos alumnas de la institución.

 Marcha de protesta realizada por alumnos.

Con fecha 6 de septiembre el juez de Garantías Martín Miguel Rizzo elevó a juicio la causa por abuso sexual que se sigue contra el padre Carlos, catequista del complejo parroquial Santa María.

En setiembre de 2018 una alumna de 14 años que ya no concurre al establecimiento denunció que en la sala de catequesis el padre Carlos la abrazó, le tocó la cola y que luego intentó tocarle la entrepierna.

Unos días más tarde otra alumna de 16 años describió una situación similar: dijo que estando a solas con el sacerdote le tocó las rodillas, que intentó acariciarle las piernas y que le miraba fijamente los labios.

El fiscal Lisandro Damonte solicitó la declaración de las adolescentes en Cámara Gesell, donde ratificaron lo declarado en primera instancia.

En su indagatoria ante el fiscal el catequista admitió conocer a las chicas y haberse entrevistado con ellas (dos con una y tres con la otra) aunque rechazó totalmente las acusaciones de abuso.

Dijo que siempre estuvieron en lados opuestos de un escritorio, que no hubo contacto físico, y que si bien fueron encuentros a solas, transcurrieron en cercanías de la Dirección o la Preceptoría.

Y agregó que estas entrevistas tuvieron como fundamento los problemas personales que atravesaban las adolescentes. Aseguró que ambas habían intentado atentar contra su vida, razón por la cual decidieron hablar con él para buscar ayuda espiritual.  

Concluida la instrucción, Damonte solicitó la elevación a juicio que no fue objetada por el abogado defensor, Horacio Gustavo Velaz, ni por el representante de una de las familias denunciantes, Juan Fontana.

Ahora vendrá la etapa del sorteo del tribunal que juzgará al sacerdote por abuso sexual agravado por su condición de ministro religioso a cargo de alumnos.

Por otra parte, el 30 de septiembre es la fecha asignada para la pericia psiquiátrica al sacerdote, medida solicitada Fontana con el expediente ya casi cerrado, debido a que asumió como abogado de esta causa en forma tardía en remplazo de otros letrados. Lo que se busca es determinar si el imputado tiene rasgos compatibles con los de un abusador.

El resultado de esta prueba pericial se incorporará al expediente durante el proceso de elevación a juicio.

x