Volver a sección

| Policiales

El tandilense fallecido en Cañuelas era preparador físico en La Dolfina

Su padre es un estrecho colaborador de Adolfo Cambiaso desde hace una década.

Su padre es un estrecho colaborador de Adolfo Cambiaso desde hace una década.

El tandilense fallecido en Cañuelas era preparador físico en La Dolfina

 Juan Pedro Menchón en una foto de 2014.

Juan Pedro Menchón, de 33 años, el tandilense fallecido el martes en un accidente automovilístico en Cañuelas, se desempeñaba como preparador físico en clubes de polo.

En los últimos años trabajó con varios integrantes de La Dolfina, en Alejandro Petión. y también en otros clubes como La Ensenada en los que fue reconocido por su condición de gran motivador.

Su padre, Juan Carlos ´El Gallego´ Menchón, es el preparador personal de Adolfo Cambiaso desde hace una década y además asistió a las inferiores del Club Atlético Independiente y entrenó a varios tenistas, entre ellos Franco Davín, Mariano Zabaleta y Juan “Pico” Mónaco.

“Juan Pedro trabajaba con varios de la Dolfina como trainer. Su papá trabaja conmigo. Es gente muy amiga” dijo Cambiaso a InfoCañuelas en un breve contacto telefónico.

Conocido con el apodo de “Poto”, Juan Pedro era el menor de cuatro hermanos. En 2011 egresó como profesor de Educación Física del Instituto Superior de Tandil, sumándose a una dinastía familiar dedicada al entrenamiento deportivo.

 

Juan Pedro se dirigía a Tandil al mando de un Volkswagen Vento. En el km. 66 de la ruta 3, por razones que no están claras, se habría cruzado de carril impactando de frente con un camión conducido por el cañuelense Andrés Fabián Ponce (51). El velocímetro del Vento quedó ´clavado´ en una elevadísima velocidad, aunque las fuentes oficiales indicaron que lo determinante será la pericia accidentológica realizada por la Policía Científica y aún no anexada a la causa por doble homicidio culposo.

Poco después del siniestro falleció su esposa, la arquitecta Ana Gabriela Díaz, oriunda de Salta, de 39 años; en tanto que el bebé de  la pareja, Beltrán Menchón, de 11 meses, logró sobrevivir y fue trasladado en un helicóptero sanitario al Hospital Sor María Ludovica de La Plata con un traumatismo de cráneo.

“En este posteo no te vamos a juzgar. Te queremos recordar con esa sonrisa que nos sacabas por medio de tus locuras, porque eras un loco hermoso, payaso y divertido. Toda nuestra fuerza a su familia y oramos por su bebé” fue uno de los tantos mensajes que circularon por redes sociales en Tandil.

x