Volver a sección

| Policiales

El municipio sale al cruce de rumores y asegura que los ataques con “burundanga” son “folklore urbano”

Funcionarios y médicos de la comuna llevaron tranquilidad a la población.

Funcionarios y médicos de la comuna llevaron tranquilidad a la población.

El municipio sale al cruce de rumores y asegura que los ataques con “burundanga” son “folklore urbano”

 Una de las mujeres dijo que la atacó un perfumero.

En los últimos días se multiplicaron en las redes sociales publicaciones de chicas jóvenes que aseguran haber sufrido un ataque con “burundanga”, nombre popular de la Escopolamina, una droga que al ser ingerida o inhalada en dosis importantes tiene un efecto hipnógeno capaz de reducir la voluntad de una persona.

El primer caso fue reportado en el distrito de Ezeiza y luego, como un efecto dominó, se reportaron cuatro casos en la ciudad de Cañuelas entre el 27 de junio y el 5 de julio. En los textos divulgados en publicaciones de Facebook o Instagram se dice que los atacantes eran vendedores de perfumes o de flores que rociaron algún líquido sobre las víctimas con el supuesto objetivo de adormecerlas.

Ante la viralización de esas denuncias virtuales, el gobierno Municipal decidió organizar una conferencia de prensa para llevar tranquilidad. Participaron en la misma el jefe de Gabinete Fernando Jantus y los médicos Daniel Arfus (subsecretario de Salud) y Hernán Charlón (director del Hospital Marzetti).

“De los cuatro casos de Cañuelas que han sido denunciados en las redes, sólo uno tiene denuncia formal. Es una menor de 17 años que asegura haber sido seguida por una anciana que la roció con un spray en el centro de la plaza San Martín. A partir de eso hicimos una verificación de cámaras. Tenemos imágenes de la supuesta víctima caminando donde menciona que estaba, pero no se ve a nadie que la ataque o que se les acerque para aplicarle alguna sustancia. Jamás existió el agresor” aseguró Jantus a InfoCañuelas.

Por otra parte, subrayó que ninguna de las otra mujeres que relató esta situación se dirigió a la Comisaría 1ra. o a la Comisaría de la Mujer para efectuar una denuncia penal.

“Hemos consultado a varios profesionales y la conclusión a las que llegamos es que resulta imposible que utilizando un spray o un líquido al contacto puede generar ese efecto inmediato que se está relatando. Mi hipótesis es que estamos ante un caso de sugestión social” agregó Jantus.

Arfus, por su parte, dijo que es “imposible” que Escopolamina tenga un efecto tan contundente e inmediato por contacto con la piel o inhalación. “No hay literatura de farmacología que demuestre eso. En las últimas horas estuve hablando con la jefa de Toxicología del Hospital Posadas, Dra. Vanina Greco, y con la Dra. Mariela Schiaffino, jefa del Servicio del Servicio de Toxicología de la Provincia, y las dos coincidieron en lo mismo: es imposible que suceda lo que se está relatando en las redes”.

“Pienso que los ataques con Burundanga son un mito, un folklore urbano. Si uno busca información sobre eso no es algo de hoy ni de la Argentina solamente. Cada tanto alguien lo comenta en las redes y el tema vuelve a circular”.

Como conclusión Arfus señaló que la sustancia existe pero que no es real que pueda actuar por simple contacto con la piel o las mucosas nasales.

Jantus agregó que no se pretende poner en duda a las personas que han expresado esta situación, pero hasta el momento no hay pruebas. “Vamos a seguir buscando en cámaras públicas y particulares para ver si aparece algún agresor. Si alguien pasó por esta situación pedimos que lo denuncie en sede policial, porque de lo contrario no tenemos herramientas para investigar”.