Volver a sección

| Policiales

Detuvieron a un hombre que era buscado por tráfico de drogas

Hace dos años fue mencionado en una denuncia anónimo. En abril la justicia pidió su captura.

Hace dos años fue mencionado en una denuncia anónimo. En abril la justicia pidió su captura.

Detuvieron a un hombre que era buscado por tráfico de drogas

 Farías, ingresando a un calabozo de la Comisaría 1ra.

Un hombre de Cañuelas investigado como el presunto cabecilla de una organización dedicada a la venta de drogas fue detenido el viernes a la noche cuando se desplazaba en un remís desde Cañuelas hacia Alejandro Petión.

Se trata de Jorge Francisco “Cacho” Farías, de 37 años, domiciliado en calle Las Heras Nro. 30 del barrio La Garita, aunque en los últimos meses, con la justicia pisándole los talones, alternó entre distintos domicilios de Cañuelas, Uribelarrea y Ezeiza.

El viernes a la tarde un llamando anónimo alertó que Farías se encontraba en un chalet de la calle Rawson, cerca del Hospital Marzetti. Entonces se montó un operativo a cargo del comisario Damián Leiva. Cuando lo vieron salir de esa vivienda en un remís, acompañado por una mujer, realizaron un discreto seguimiento que finalizó en un supermercado aledaño a la estación de servicio Acapulco.

Al ser apresado le incautaron una “piedra” de cocaína de 51 gramos de máxima pureza, dos teléfonos móviles y nueve blíster Metformina, una droga que se utiliza como antidiabético.

EL INICIO DE LA CAUSA

La detención de Farías fue el último eslabón de un largo derrotero que comenzó hace dos años cuando una familia de Cañuelas se presentó ante el comisario de ese momento, Juan Negrete, para denunciar a quienes le vendían drogas a su hijo. Los denunciantes describieron una extensa red con integrantes en casi todos los barrios de la ciudad.

Al tiempo, al ver que la policía no investigaba, la familia insistió a través del sistema de denuncias anónimas on line del gobierno provincial. Eso dio origen a una causa que empezó a investigar el ex fiscal de Cañuelas, Roberto Berlingieri.

Cuando Berlingieri se retiró de la UFI local para asumir un cargo en La Plata, su sucesor, Lisandro Damonte, hizo un racconto de las causas en trámite. Al revisar los avances de la denuncia anónima comprobó que el expediente se había extraviado y que no había fotos, nombres ni datos agregados sobre la banda investigada.

Damonte citó entonces al comisario Negrete (que ya no estaba en Cañuelas) para pedirle explicaciones del extravío de la causa. El funcionario policial dijo que por “error” se la había olvidado en su casa y en acto se la entregó en manos al fiscal, que reactivó la investigación.

El domingo 15 de abril de 2019 unos 120 policías del GAD y del Grupo Halcón al mando del Departamento de Drogas Ilícitas de Presidente Perón allanaron cinco domicilios de Cañuelas descriptos en la denuncia anónima (uno de ellos el de Farías) y uno del barrio de Pompeya, en la ciudad de Buenos Aires. Dos personas fueron detenidas y un tercero, Farías, fue declarado prófugo.

Antes de eso la ex mujer de Farías lo denunció por violencia de género. Dijo que había querido agredirla con una picana eléctrica. El 11 de enero la titular de la UFI 2, Dra. Norma Pippo, ordenó un allanamiento. Cuando el ex jefe del Destacamento de Alejandro Petión, Augusto Manti, ingresó a la vivienda, halló la picana, pero también dinero falso, armas, pólvora, una picana eléctrica y tres balanzas de precisión con vestigios de polvo blanco.

En los distintos ambientes y el garaje se observaron varios televisores de alta gama, lanchas y cuatriciclos difíciles de explicar para la actividad de albañil que declaraba Farías.

 

x