Volver a sección

Policiales

Cayó una red dedicada a la distribución de drogas en Cañuelas

Dos personas fueron aprehendidas y un tercero está prófugo. La investigación se inició gracias a la denuncia de un vecino que detalló los nombres de los principales dealers. Protección policial y vínculos con un proveedor de la ciudad de Buenos Aires.

 Uno de los locales allanados el domingo.

Un impresionante operativo conjunto de varias fuerzas permitió desbaratar una red que desde hace varios años se dedica a la distribución de drogas en la ciudad de Cañuelas.

La investigación se inició hace más de un año gracias a la denuncia de un vecino que aportó los nombres de los cabecillas y “soldaditos” de cada barrio. La causa, que durante varios meses estuvo cajoneada por una presunta cobertura policial, fue reactivada en los últimos meses por el fiscal Lisandro Damonte, que contó con el apoyo de fuerzas policiales externas al partido.

Es así que el domingo 14 de abril entre las 5 de la tarde y las 6 de la mañana unos 120 policías del GAD y del Grupo Halcón al mando del Departamento de Drogas Ilícitas de Presidente Perón que conduce el comisario Inspector Omar Valiente allanaron cinco domicilios de Cañuelas y uno del barrio de Pompeya, en la ciudad de Buenos Aires.

El Comando de Prevención Rural (CPR) de Cañuelas fue la única fuerza local que colaboró en las pesquisas. La Guardia Urbana aportó apoyo logístico en los allanamientos.

El resultad fue la aprehensión de dos personas que en las próximas horas prestarán declaración indagatoria. Un tercer integrante de la banda se encuentra prófugo.

Se secuestraron varias dosis fraccionadas de cocaína y marihuana, una balanza de precisión y una docena de teléfonos móviles que serán peritados para profundizar la pesquisa y determinar los vínculos entre los distintos actores de la trama.



El CPR local participó en los procedimientos.
 

LOS PUNTOS ALLANADOS

1) Domicilio de calle Las Heras, barrio La Garita. Fue apresada una joven de 26 años, domiciliada en el lugar. Se secuestraron 13,7 gramos de cocaína y 52 gramos de marihuana, alrededor de 1.700 pesos, un pasaporte, un talonario de recibos y dos teléfonos móviles.

2) Local de calle Pedro de Mendoza del barrio Libertad, a 150 metros de la plaza. En este punto se logró incautar 37 envoltorios de cocaína con un pesaje total de 16,1 gramos.

3) Calle Las Heras y San Juan del barrio Los Aromos. Búnker de un sujeto conocido como “El Manchado”. El resultado fue negativo.

4) Calle Matheu, barrio Sarmiento, vivienda de un tal “Pantera”. Fueron identificados un joven de 25 años y una mujer de 41 que se hallaban a cargo del inmueble. Se secuestró un celular de marca Samsung.

5) Calle Güiraldes del barrio “Libertad”. Centro de operaciones de “Pantera”, quien terminó aprehendido. Asimismo, fueron identificadas varias personas que se hallaban con él, entre ellos un joven de 28 años domiciliado en La Montañeta; una joven de 30 años domiciliada en el inmueble allanado; un peluquero de 51 años que vive en calle Pellegrini; y otro joven de 34 del barrio San Ignacio. Se secuestraron tres envoltorios con 14 gramos de cocaína, 31.000 pesos y tres teléfonos móviles.

6) Av. Almafuerte al 800 esq. Av. La Plata de la ciudad de Buenos Aires, búnker de un sujeto conocido como “Juan El Peruano”, sindicado como presunto proveedor de los distribuidores de Cañuelas. Fue identificado junto a otros cinco peruanos que se hallaban en una vivienda multifamiliar, pero no quedó aprehendido porque no se hallaron elementos significativos que lo vinculen a la causa. Se secuestraron entre seis y siete teléfonos móviles que serán peritados.



Se logró el secuestro de dinero, marihuana y cocaína.

CÓMO SE INICIÓ

Hace más de un año, durante la gestión del comisario Juan Negrete, un vecino se presentó en la Comisaría local para denunciar a los dos principales cabecillas dedicados a la distribución de drogas en Cañuelas y la red de dealers que tenían en cada barrio del distrito.

La sospecha que tienen los investigadores es que la Comisaría 1ra. “durmió” esa causa o la “extravió” porque la red tenía protección policial. Tanto es así que varios meses después de su declaración inicial en la comisaría el vecino se presentó en la Fiscalía para denunciar que los personajes que había mencionado con lujo de detalles seguían operando con total impunidad.

Fue así que el fiscal Lisandro Damonte le dio nuevo impulso al expediente. Como primera medida convocó al comisario Negrete (que a esa altura ya no se encontraba en Cañuelas). Testigos consultados por este portal afirman que el comisario entregó la denuncia original argumentando que se la había "olvidado en su casa" cuando pidió el traslado.

Para avanzar en las pesquisas Damonte se apoyó en personal del gabinete especializado de Presidente Perón.

La apertura de los teléfonos secuestrados y la detención del prófugo seguramente echarán más luz sobre la estructura de la banda.