Volver a sección

| Policiales

Caso Bianca: Espinoza se desligó del crimen y apuntó contra su concubina

El padrastro de la niña asesinada en Máximo Paz dijo que la madre tenía una relación violenta con la menor.

El padrastro de la niña asesinada en Máximo Paz dijo que la madre tenía una relación violenta con la menor.

Caso Bianca: Espinoza se desligó del crimen y apuntó contra su concubina

 Federico Espinoza y Viviana Roldán.

A tres meses del asesinato de Bianca Godoy, el padrastro de la víctima, Federico Sebastián Espinoza, de 23 años, prestó declaración voluntaria ante la fiscal Norma Pippo. En su testimonio se desligó del crimen de la niña y apuntó contra su concubina y madre de la menor, Viviana Roldán, de 25 años.

"Le echó la culpa del crimen a su pareja. Dijo que ella era muy agresiva hacia la nena y que también era así con su hijo mayor, que por esa causa le recomendó mandarlo con el padre" dijo a InfoCañuelas una fuente con acceso al expediente.

Bianca, de 4 años, murió el 1 de marzo de este año en su casa del llamado "Barrio de los Paraguayos", en Máximo Paz Oeste. En horas de la noche su madre y el padrastro llevaron a la niña ya sin vida a la Unidad Sanitaria de Máximo Paz. Al ser interrogados por el médico de guardia dijeron que se había ahogado al caer dentro de una pileta de lona.

Sin embargo, la autopsia posterior demostró que había fallecido como consecuencia de un fuerte impacto en la cabeza y por una asfixia provocada al tragar su propio vómito. Asimismo, se verificaron más de 200 lesiones compatibles con abuso sexual de larga data, hematomas, laceraciones, marcas de ataduras, quemaduras y mordeduras

Consultado sobre el momento de la muerte, Espinoza dijo que estaba "durmiendo" y que al levantarse se encontró con la criatura ya fallecida. Agregó que antes de dormirse vio que la madre "le pegaba a la nena con un cinto, que le hizo sangrar la mano con la que manchó el colchón, que él le sacó el cinto y que le dijo que se iban a separar". De esta manera dio a entender que Roldán luego mató a la niña enojada por enterarse de que Espinoza la dejaría.

Para dar testimonio del carácter violento de Roldán Espinoza presentó como testigo a su ex concubina, quien residió durante un tiempo con la pareja bajo un mismo techo cuando se mudaron desde Spegazzini a Máximo Paz. La ex de Espinoza estaba viviendo en la casa donde ocurrió el crimen e incluso durante algún tiempo se ocupaba de cuidar a los nenes cuando la pareja se iba.

Consultado sobre las mordeduras y marcas de abuso sexual que tenía Bianca, Espinoza las desconoció. Agregó que en diciembre él y Roldán llevaron a la nena al médico por un golpe en la cabeza, que se había realizado jugando, y que en ese momento no tenía lesiones en el resto del cuerpo.

Para la Fiscalía la declaración de Espinoza es meramente "defensiva" y no cambia la situación de fondo. Tanto él como su pareja se encuentran detenidos por homicidio calificado y femicidio.

x