20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Una asociación de Alta Gracia busca ayudar a la familia rescatada en una estancia de Cañuelas

La entidad se movilizó luego de una que una madre y tres hijos fueran auxiliados por UATRE y el Ministerio de Trabajo.

Quemaduas que sufrió Lucas. Foto: AG Noticias.

Quemaduas que sufrió Lucas. Foto: AG Noticias.

La Asociación Civil “9 de Noviembre” con sede en Alta Gracia, provincia de Córdoba, se movilizó para ayudar a Laura Mabel Schonwand y sus tres hijos de 18, 14 y 11 años, rescatados el miércoles del establecimiento de polo La Chaparrita de Cañuelas en el marco de un operativo realizado por el gremio ruralista UATRE y el delegado regional del Ministerio de Trabajo, “Beto” Mansilla.

La familia –que denunció penalmente a los propietarios del campo por las irregulares condiciones laborales– se encuentra momentáneamente alojada en un hotel de Cañuelas, dispuesto por el municipio.

En simultáneo, se instruye una causa en el Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora.

La ONG “9 de Noviembre” anunció que está buscando un lugar para que Laura y sus hijos puedan vivir cuando regresen a la provincia de Córdoba.

“Nos hemos puesto como meta darle una mano para que ella pueda volver en cuanto antes a la ciudad. Sabemos que la situación no es fácil, pero sera parte de la justicia”, comentó Roberto Quinteros, contador de la asociación, al portal Alta Gracia Noticias.

“Nuestra intención es conseguirles una vivienda para que se reinstale en la ciudad porque cuando se fue regalo todo y desgraciadamente no le fue bien. Si en los próximos días logramos eso ya empezamos a pedir cosas para que pueda disponer de la vivienda. Vamos a estar pidiendo ayuda a los vecinos como colchones, mesa, cocina para cuando llegue pueda tener una vida normal”, añadió.

“Toda persona que pueda ayudar y tenga algo que nos pueda servir a nosotros para armarle la vivienda a Laura, que se comuniquen con nosotros a los teléfonos 3547 632292 / 3547 462650 / 351 2660040”.

Laura es una enfermera uruguaya que se encontraba viviendo en Alta Gracia. El 12 de septiembre, luego de publicar un clasificado en una página de empleos rurales, una camioneta la fue a buscar desde Cañuelas junto a sus hijos. A poco de llegar comenzó una rutina laboral asfixiante que nada tenía que ver con lo pactado, según lo que denunció en su declarón ante el Comando de Prevención Rural de Cañuelas.

Uno de los episodios que denunció es que su hijo fue enviado a quemar basura en un pozo, sin elementos de seguridad. La maniobra generó una explosión que le produjo importantes quemaduras en piernas y brazo.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas