Volver a sección

| Información general

Temor en Cañuelas por la epidemia de influenza H1N1

Se incrementó la venta de barbijos y hay consultas por el antiviral Tamiflu. Organismos sanitarios aclararon que el consumo de carne de cerdo y derivados no tiene relación con la enfermedad.

Se incrementó la venta de barbijos y hay consultas por el antiviral Tamiflu. Organismos sanitarios aclararon que el consumo de carne de cerdo y derivados no tiene relación con la enfermedad.

Cañuelas no está exenta del temor global que genera la epidemia de influenza H1N1.

En los últimos días varias farmacias del centro de Cañuelas vendieron cantidades infrecuentes de barbijos.

Docentes, profesionales y empleados del aeropuerto de Ezeiza que viven en nuestra ciudad son los que más acudieron a comprar el producto.

Laura Ceberio de la farmacia ubicada en Basavilbaso y Brandsen, explicó que en pocos días agotó su stock de barbijos. "Vendí todos los de mayor protección y sólo me quedan algunos de los más sencillos, que tienen una sola tela protectora", explicó.

Adrián Garavaglia, titular de la farmacia ubicada en Florida y Libertad, también incrementó la venta de barbijos, y señaló que los laboratorio ya no tienen stock para responder a la demanda.

En algunas farmacias locales también se presentaron clientes intentando comprar el Tamiflu (osetalmivir), un antiviral que cuesta alrededor de 140 pesos y que en distintas partes del mundo se suministra como tratamiento a las personas que contrajeron la nueva cepa gripal.

EL SENASA ACLARA
El Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA) difundió un comunicado señalando que los casos de influenza humana reportados en varios países del mundo están provocados por el virus H1N1 que se transmite de persona a persona y que no tiene relación con el consumo de productos de origen animal.

"De acuerdo con la información surgida de los organismos de referencia como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), no se cuenta con evidencia de que las personas enfermas hayan estado en contacto con porcinos, ni que este virus haya estado o esté circulando en las poblaciones de porcinos. Por lo tanto, hasta el momento, debería ser considerada una enfermedad de los humanos y no una zoonosis, no justificándose la denominación de gripe porcina", indicó el organismo.

La Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP) -que tiene varios asociados en el distrito de Cañuelas- también difundió un comunicado para advertir a la población que la epidemia nada tiene que ver con el consumo de productos de cerdo.

"El virus aislado en humanos es un virus ´recombinado´ pero todavía no se conoce cómo, cuándo y dónde sucedió esta recombinación genética. La OMS y la totalidad de la comunidad científica internacional coinciden en que el consumo de carne de cerdo y sus derivados no están relacionados con la transmisión del agente causal. Estamos en presencia de una epidemia de salud pública, no de Salud Animal. Todos los contagios reportados han sido entre personas".

INFOCAÑUELAS

x