Volver a sección

Información general

Se complica la futura planta de residuos

El gobierno nacional había asegurado un financiamiento de 2,5 millones para una planta de tratamiento compartida entre Cañuelas, Las Heras y Marcos Paz, pero el intendente herense no quiere que sean tres los distritos involucrados.

Todo marchaba sobre rieles.  A través de un crédito internacional del BID, la Secretaría de Ambiente de la Nación había asegurado un aporte no reintegrable de 2,5 millones de dólares para la construcción de una planta de tratamiento de residuos domiciliarios compartida entre los distritos de Cañuelas, Las Heras y Marcos Paz.

Pero ahora el jefe comunal de Las Heras -el distrito elegido para la localización de la planta- se niega a que Marcos Paz forme parte del proyecto.

El planteo del intendente herense Juan Carlos Caló se conoció esta semana a través del semanario local El Ciudadano. Allí sostiene que la producción de residuos de Marcos Paz es muy superior a la de Cañuelas y Las Heras juntos y que los vecinos de su distrito no están dispuestos a recibir esa cantidad.

Este martes, en una conferencia de prensa, el intendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta, aseguró que el proyecto podría naufragar si no se brinda una salida al conflicto en el término de tres meses.

En este sentido, adelantó que la semana que viene quiere reunirse con el intendente Caló, con la participación de los concejales, para conocer en forma directa cuál es la postura de la comunidad herense y de qué manera se podría sortear el diferendo.

"Tenemos que encontrar una solución porque si no son tres distritos, el BID no pone la plata", subrayó Arrieta.

INFOCAÑUELAS