Volver a sección

| Información general

Polémico loteo de Máximo Paz: ¿Quiénes son los dueños de la tierra?

Un cruce de denuncias penales entre una inmobiliaria y el cuidador de un campo desnudó un negocio millonario. La Municipalidad pidió parar la venta de parcelas.

Un cruce de denuncias penales entre una inmobiliaria y el cuidador de un campo desnudó un negocio millonario. La Municipalidad pidió parar la venta de parcelas.

 Polémico loteo de Máximo Paz: ¿Quiénes son los dueños de la tierra?

 Carteles promocionales del flamante loteo.

Hace unos días InfoCañuelas reveló que una inmobiliaria de Pilar se encontraba comercializando 480 parcelas de un loteo de Máximo Paz bajo la Ley 14.449 de Acceso Justo al Hábitat, a razón de $ 1.300.000 por lote. El emprendimiento, de 20 hectáreas, bautizado “Altos de Máximo”, no contaba con ninguna autorización ni aprobación de organismos oficiales.

La venta de los terrenos en Mercado Libre salió a la luz gracias a un cruce de denuncias penales entre la Inmobiliaria Fagan (cara visible del loteo) y Javier Lardapide, integrante de la familia que desde hace algunos años se encuentra al cuidado del campo.

Tras la revelación de InfoCañuelas, el secretario Legal y Técnico del municipio, Sebastián Demicheli, se comunicó con el responsable de la inmobiliaria para solicitarle, en tono de reproche, que cesara inmediatamente la comercialización

El funcionario luego declaró a este medio que Fagan sólo inició un expediente de cuatro fojas el 5 de marzo; que el mismo no tuvo ningún avance; y que la documentación presentada está incompleta. Entre los elementos faltantes figuran el estudio hidráulico y la escritura.

El 13 de mayo la subsecretaria de Hábitat y Economía Popular del municipio, Marta Ferraro, se refirió al tema con un post en su Facebook institucional: “Este proyecto de barrio (Altos de Máximo) no se encuentra aprobado aún ni ha cumplimentado los requisitos necesarios para que se eleve a la provincia para factibilidad, ni al Concejo Deliberante para su aprobación. Antes de comprar terrenos en cualquier loteo, averiguá si realmente está en regla”.

Más allá de estas expresiones de alerta, no hubo ninguna comunicación oficial del municipio para aclarar la situación del proyecto presentado en marzo ante Demicheli.

En medio de este conflicto queda un tema pendiente: ¿Quién es el dueño de las 20 hectáreas?

La propiedad en cuestión es la parcela 16 ubicada sobre Pereda y Sierra Grande, aledaña al Frigorífico Máximo Paz y con fondos que dan al barrio Moradas. Tiene 203.587 m2 con un total de 98 m2 edificados y una superficie no utilizable de 2 hectáreas de servidumbre para el paso de las torres de alta tensión.

La parcela fue comprada en 1984 por Agropereda Sociedad Anónima, empresa con sede en Lavalle 465 de Capital Federal. No hubo cambios de titularidad hasta 2018, cuando fue adquirida por un vecino de la ciudad de Azul, Haroldo Bassi.

Es interesante detenerse unos momentos en los antecedentes de Bassi: en 1999 el juez neuquino Daniel Geloni le dictó la prisión preventiva como presunto integrante de la “Banda de los camiones”, un grupo acusado de robar vehículos en la provincia de Buenos Aires para luego introducirlos y comercializarlos en Neuquén en connivencia con funcionarios municipales de esa provincia; y una década más tarde la Cámara Criminal Nro. 2 de Santa Rosa (La Pampa) lo condenó a 7 años de cárcel por el delito de Robo Doblemente Agravado.

Lo extraño es que Bassi compró la fracción de Máximo Paz en mayo de 2018 y la vendió en septiembre del mismo año. El impuesto inmobiliario de ARBA sigue en la actualidad a su nombre. En una breve comunicación telefónica con este diario negó cualquier relación con alguna propiedad de Cañuelas o Máximo Paz; y cuando InfoCañuelas le preguntó si estaba diciendo la verdad o si consideraba que alguien había usado su nombre, cortó. Luego no volvió a atender el teléfono.

Desde septiembre de 2018 los titulares registrales del campo son Juan Pablo Bonardi, Hernán David Myslinski y el Arq. Matías D´Aniello, quienes lo adquirieron para desarrollar un emprendimiento inmobiliario.

Este grupo designó como apoderado legal al abogado cañuelense Mariano Mazzanti, hermano del ex presidente del Concejo Deliberante. Ante un llamado de este portal Mazzanti prefirió no hacer declaraciones. Se limitó a señalar que sus clientes se enteraron por InfoCañuelas de la polémica venta de parcelas y que este viernes presentarán un escrito ante el gobierno municipal, preocupados por la apertura de un expediente para el que no brindaron ninguna conformidad.

x