Volver a sección

Información general

Médicos Truchos: cuando pagan justos por pecadores

El escrache masivo a los falsos médicos brasileños salpicó a profesionales que tienen su documentación en regla.

 Renné Alves y Thais Soares Costa en Morón. Archivo InfoCañuelas.

Felipe Nori Haggi Lacerda (estudiante brasileño que usaba la identidad de su compatriota recibido Joao Peixoto Dos Santos Neto) y Thais Soares Costa (otra estudiante de la Universidad de Morón que usurpó el número de matrícula y la identidad de Sonia Banhuki Galvao) son los únicos casos que hasta el momento se pueden caratular como "médicos truchos".  Hay otros tres contratados del Hospital Marzetti que están suspendidos por irregularidades en su documentación, pero hasta el momento no se ha demostrado que no sean graduados.

La revelación del tema en el semanario El Ciudadano derivó en una sospecha generalizada sobre todo el plantel del Marzetti, especialmente después de que saltara a las primeras planas de los medios nacionales. De esta manera el mote de "médico trucho" se extendió a muchos profesionales que están recibidos y que no cumplimentaron algún trámite administrativo.

Con el correr de los días y ante la creciente difusión del caso, todos terminaron siendo "médicos truchos", incluidos aquellos que tienen sus papeles en orden.
 


En la última emisión del programa PPT, Jorge Lanata se refirió al escándalo de Cañuelas en su monólogo de apertura. Con justa razón sostuvo que "del otro lado de la moneda de los médicos truchos están los pacientes muertos". Pero también manifestó algunas imprecisiones.

Por ejemplo, dijo que Renné Alves Dos Santos, uno de los médicos brasileños que atendía en el Marzetti, es trucho. Una simple verificación en el Registro Público de Graduados Universitarios de la Dirección Nacional de Gestión y Fiscalización Universitaria -donde aparecen todos los argentinos recibidos a partir de 2012 y los títulos extranjeros convalidados a partir de 2010- demuestra que Alves es médico recibido en la Universidad de Morón y con su título en regla. 

En el caso de Alves lo que se le reprocha es una falta administrativa: no haberse registrado en el Colegio Médico III, que tiene jurisdicción sobre el partido de Cañuelas. Las fuentes consultadas por este medio señalaron que recientemente se registró en el Distrito IV (San Martín).

Por otra parte también se lo investiga por su relación con Nori y Soares Costa. Alves estudió con ambos en Morón, compartían salidas, son amigos, trabajaron juntos en Cañuelas, y sin embargo no informó la situación irregular de sus compañeros, pero encubrir a sus compatriotas no lo convierte automáticamente en "médico trucho".

Hacia el final de su monólogo Lanata también expresó que Elías Arrieta (hijo del intendente Gustavo Arrieta) "tiene un título de Cuba que se duda que sea real". Al igual que en el caso de Alves, el Registro Público de Graduados (disponible on line y de libre acceso) informa que Arrieta está recibido de médico en la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba, con sede en La Habana, y autorizado para ejercer en Argentina. También está registrado en el Colegio de Morón, institución que verifica la autenticidad de los diplomas.


Alves y Arrieta, con título de médico habilitado por el Ministerio de Educación de la Nación.


Andrea Macri es otra de las profesionales que se sintió afectada por haber sido considerada como falsa médica en medios nacionales. En el día de ayer publicó una carta, "La mentira perjudica" en la que expresó su defensa.

"Mi apellido es Macri, si Macri. Lo llevo a mucha honra, ya que me lo dio mi padre cuando nací, no tengo ningún grado de parentesco con el presidente de la Nación, cómo podrían creer algunas personas.
Hacia fines de la semana pasada, y coincidentemente con los acontecimientos ocurridos en el hospital Marzetti fui víctima de acusaciones falsas por parte de la señora Maira Ojeda, quien tristemente perdiera su embarazo el 23/03/2018. La señora cursaba la semana 23/24 de gestación y NO su octavo mes cómo comentó en los medios masivos de comunicación, de hecho, el peso fetal fue de tan solo 440 gr., nunca podría estar en brazos de alguien siendo tan pequeño." 

"También da a entender en su confuso relato que su embarazo se perdió estando internada, lo que tampoco es cierto. No conforme con ello también relata que fue derivada al Hospital Cuenca Alta Néstor Kirchner, pero sólo fue trasladada para realizar una ecografía ya que no se disponía ese día ni el resto de los días siguientes con ecografista en el Hospital Marzetti. También acusa al Hospital Marzetti de haber hecho desaparecer la historia clínica, cosa que es absolutamente falsa; el hospital cuenta con un archivo perfectamente ordenado, y si la justicia la solicita está a su disposición." 

"Por otro lado culpa al hospital de la no devolución del cuerpo. Es norma que los fetos de menos de 500 gr no van a autopsia, sino a anatomía patológica. Por eso no le fue devuelto el cuerpo y el hospital no tiene la culpa de ello."

"Yo estudié y me recibí en la Universidad de Buenos Aires, hice mi residencia completa en un hospital de Capital Federal y luego ocupé durante un año la jefatura en el servicio de Ginecología. En mi legajo está a disposición del abogado de la Sra. Ojeda mi título, mi matrícula y mi certificado de ética e inscripción en el distrito 3 de Morón. La señora está en todo su derecho de iniciar la investigación judicial como corresponde. Entiendo su dolor y lamento profundamente su pérdida, pero pido por favor que se deje de confundir a la sociedad y que no se ensucie mi nombre ni el del Hospital con acusaciones falsas. Andrea Karina Macri. MP 114598".