Volver a sección

| Información general

Ezequiel Rizzi: “El radicalismo perdió vocación de gobierno y de poder”

El candidato a presidir la UCR local se mostró crítico de la conducción actual y prometió “recuperar la cultura democrática”.

El candidato a presidir la UCR local se mostró crítico de la conducción actual y prometió “recuperar la cultura democrática”.

Ezequiel Rizzi: “El radicalismo perdió vocación de gobierno y de poder”

 Ezequiel Rizzi. Archivo InfoCañuelas.

En su exitosa carrera política que empezó en 1983, Ezequiel Rizzi fue candidato a concejal por la Juventud Radical con sólo 29 años. Luego fue secretario de Gobierno de Jorge Domínguez, intendente interino, intendente reelecto en dos oportunidades y senador provincial. Nunca fue presidente de la UCR. Tampoco perdió nunca ninguna elección que lo tuvo como candidato. En 2001, en su segundo mandato municipal, perdió las elecciones legislativas de medio término. Al lunes siguiente se presentó en el comité de calle Mitre para anunciar que en 2003 se retiraría de la política y así lo hizo.

A los 66 años volvió a la militancia activa luego de casi 20 años de alejamiento en los que estuvo abocado a su comercio particular, a estudiar la carrera de Ciencias Políticas y a sus nietos. Cuando se le pregunta por qué, después de tanto tiempo, regresó para discutir un lugar dentro de la UCR, asegura que en todos estos años “hubo en el comité un vacío inmenso”. “Me estoy sometiendo a la decisión de los afiliados para ver si podemos volver a tener un partido con vocación de gobierno y de poder”.

“Lo primero que proponemos -continúa- es recuperar la cultura democrática del radicalismo, que consiste en elegir, en este caso autoridades partidarias, a través del voto de sus afiliados. Llevamos más de 15 años sin internas y eso debe cambiar. Tenemos que volver a la cultura y a la tradición democrática que siempre caracterizaron a la UCR”. 

La última contienda partidaria tuvo lugar en 2007, cuando Guillermo Pérez se impuso como candidato a intendente a Eduardo Recalt, Miguel Fernández y Sergio Nucifora. Luego, prácticamente solo y con el vecinalismo restándole votos como tercera fuerza, Pérez perdería con Arrieta, cerrando ese ciclo del radicalismo local en el poder.

Rizzi asegura que la ausencia del debate interno es una de las principales causas del declive partidario. “Se han usado métodos que no son afines a nuestra tradición democrática. En el caso del PRO por ejemplo, su candidato fue elegido por referentes provinciales y ´Noni´ Iturmendi fue elegido por unos poquitos. Lamentablemente, eso no le da legitimidad a un candidato. Si las nuevas generaciones pretenden manejarse de esa manera, estamos complicados. Tendrán que entender que deben someterse a la decisión de la gente. ¿Alguien se imagina a Alfonsín o a Balbín tomando decisiones de una candidatura entre cuatro o cinco?”.

También se indigna cuando menciona que en los acuerdos suscriptos dentro de la coalición de Juntos por el Cambio, el radicalismo en minoría siempre tuvo relegado en el reparto de los cargos electivos en razón de 3 a 1, algo que desde su punto de vista es contrario al espíritu histórico de la UCR de respetar a las minorías.

Se ríe cuando se le señala que desde la otra lista describen la disputa del domingo como un choque entre los “jóvenes” y los que “ya fueron”. “Nosotros planteamos volver a las mejores prácticas de este partido, que nos han posibilitado tener más de 20 años de gobierno en Cañuelas (1983-2007), un período en el que tuvimos alternancia y el apoyo de la gente. No hay que olvidar que incluso gobernamos en Cañuelas con signo político distinto en la Provincia y Nación y lo pudimos hacer muy bien. Están equivocados, esta no es una disputa de edades; es una disputa de métodos y programas. Tampoco creo que la política consista en armar un grupo de amigos. Hay que convalidar todos los días ante los afiliados y la gente la forma de actuar y las ideas.”.

Hace algunas semanas, cuando lanzó su candidatura junto a Gustavo Posse en el comité de la calle Mitre, dijo de manera descarnada que el partido actual es “chato y sin pasión”. Cuando se le pide que profundice esa idea sostiene que “El radicalismo perdió vocación de gobierno y de poder. Cuando uno tiene vocación de ser mayoría implica más responsabilidad y tener propuestas claras y contundentes. En este tiempo no lo hemos visto”.

¿La Presidencia del partido es la última aspiración de Rizzi o un medio para volver a ser candidato a intendente? “Estaría feliz si los radicales me eligen presidente del partido y les prometo que voy a estar a la altura de la responsabilidad; que vamos a tener un partido más atento, señalando errores y haciendo propuestas, integrando a todo el mundo. El futuro en este país y esta sociedad es muy difícil y por lo tanto no es prudente hacer planes electorales. Sí estoy saldando una deuda personal con muchos dirigentes que ya no están y con algunos amigos que me pedían que volviera”. 

LA LISTA 414

Ezequiel Rizzi encabeza la lista 414 “Protagonismo Radical” en la que aparecen muchos dirigentes que lo acompañaron en el gabinete municipal, el concejo deliberante y las delegaciones. Con él se postulan Liliana Menconi (vicepresidenta), Cristian “Polo” Pérez Armari (secretario General) y Daniela Vicente (tesorera).

Vocales: Edgardo Gatti, Mirta Luciani, Julio Del Valle, Guillermina Melman, Pedro Nicolás Molfese, Angélica Musse, Néstor Sánchez, María Ester Castro, Ernesto Pepe, Marcela Curone, José Luis Fuentes, Malvina Frasseren, Delia Peñaloza, Norberto Juan José Pérez. Suplentes: Teresa Beatriz Pérez, Enrique Rizzi, Alicia Tellechea, Daniel Iriarte, María Magdalena Khler, Daniel Pedrini. Convencionales: Juan Carlos Vicente, Alicia Andrea Torrilla. Suplentes: Angel Colamarino, Mirta Miranda.

 

x