23 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 10º

El consultorio odontológico de Uribelarrea llevará el nombre de “Vichi” Vialá

El Concejo Deliberante aprobó el homenaje a la reconocida odontóloga fallecida en enero pasado.

Vichi Vialá y la sala donde comenzó a trabajar en los ´80.

Vichi Vialá y la sala donde comenzó a trabajar en los ´80.

La odontóloga Haydeé Graciela Vialá -más conocida como “Vichi” por sus seres queridos y pacientes- recibirá un cálido homenaje a pocos meses de su fallecimiento ocurrido en enero pasado. El Concejo Deliberante acaba de aprobar por unanimidad una iniciativa de la concejal Natalia Blasco que propuso asignarle su nombre al consultorio odontológico de la Unidad Sanitaria de Uribelarrea.

Próximamente se colocará una placa recordatoria en la pequeña sala donde inició su carrera profesional, en la década del 80.

Vichi nació en Lomas de Zamora el 2 de febrero de 1959. Cursó el nivel primario en la Escuela Nª 27 “Bartolomé Mitre” y el secundario en la Escuela Normal Superior “José Manuel Estrada”, egresando en 1976. En 1983 se graduó como odontóloga en la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires, destacándose en el campo de la ortodoncia y la odontopediatría tanto en el sector público como en el privado.

En 1988 acompañó activamente a la odontóloga María Isabel Morello (su mentora) y a su colega Adriana Ferro en la implementación de un programa de salud dental de avanzada para la época, denominado “Lleguemos a los 100 años con todos nuestros dientes”, que implementaron en forma gratuita en el jardín de infantes y en la escuela primaria de Uribelarrea.

Mediante un manual dirigido a docentes y directivos más una serie de clases prácticas en las aulas se buscaba inculcar buenos hábitos de higiene bucal desde la primera infancia. Luego de algunos años de continuidad se demostró el impacto positivo que el programa había tenido en la reducción de caries, pero no continuó por el recelo de algunos profesionales de Cañuelas y por falta de acompañamiento de las autoridades sanitarias.

Cuando se jubiló, durante la pandemia, no dudó en donar todos sus instrumentos a la salita de Uribe, lugar donde ahora quedará inmortalizado su nombre.

“Los niños eran su especialidad. Gran profesional y excelente persona, de trato afable, siempre buscando hacer el bien, gran hija, amiga, esposa, una apasionada de su profesión y del amor por los niños. Cañuelas perdió a una gran profesional. Su legado seguirá estando vivo en aquellas personas con las que trató y en los lugares donde trabajó” destaca el proyecto de la concejal Blasco.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas