Volver a sección

Información general

Declaró Alves, el médico acusado de encubrir a los brasileños sin título

No pudo explicar una transferencia de dinero que recibió de Thais Soares Costa e incurrió en contradicciones.

 Renné Alves egresó en 2017. Archivo InfoCañuelas.

Este viernes concluyó la rueda de declaraciones indagatorias programadas por la fiscal Norma Pippo, titular de la UFIJ 2, en el marco de una de las causas que investiga la contratación de la falsa médica Thais Soares Costa en el Hospital Angel Marzetti (la otra causa, seguida contra Felipe Nori Haggi Lacerda, ya fue elevada a juicio por la UFIJ 1).

A las 10 de la mañana, acompañado por su abogada Rosa Alvarez Vera, se presentó a declarar el Dr. Renné Alves Dos Santos, el médico brasileño acusado de encubrir a sus compatriotas. Se sabe que es amigo de ambos y que estudiaron juntos en la Universidad de Morón, a pesar de lo cual no informó a las autoridades del Marzetti que ejercían la medicina sin estar diplomados.

Alves se recibió en 2017 y trabajó como médico de guardia del Hospital Marzetti hasta agosto de 2018. Fue suspendido y denunciado por la ex administradora, Diana Barcia, en una ampliación de la denuncia presentada días antes por el bloque de Cambiemos.

“Alves reconoció que es amigo de Thais Soares Costa y que se brindaban mutuo apoyo emocional por estar lejos de su país. También reconoció que vivió con ella seis años y que en algún momento la ayudó a pagar el alquiler porque ella trabajaba en casas de familia como empleada doméstica, pero al mismo tiempo dice que nunca supo que Thais trabajaba en el Hospital Marzetti. Es extraño porque ambos compartieron varios meses en Cañuelas y además estuvieron juntos en el casamiento de Felipe Nori”, dijo una fuente judicial a InfoCañuelas.



Alves en el acto de jura ante el Decano de la Facultad de Morón. 5 de abril de 2017.
 

Al ser consultado si conocía a la Dra. Sonia Banhuki (médica brasileña cuya identidad fue usurpada por Soares Costa) Alves respondió que sólo se la había cruzado en la Facultad de Morón, pero que no tenía amistad con ella.

En ese punto del interrogatorio, Pippo le preguntó cuál era el motivo de una transferencia de alrededor de 4 mil pesos que recibió en su cuenta sueldo del Banco Provincia desde la cuenta sueldo de Sonia Banhuki. Esa información surgió de un informe que Pippo le solicitó a la sucursal Cañuelas respecto a los movimientos bancarios de varios sospechosos.

Dubitativo y nervioso, Alves respondió que en una oportunidad habían salido varios amigos a cenar, que Sonia Banhuki no tenía dinero para pagar su parte, que él se encargó de cubrirla y que luego Banhuki le devolvió el dinero mediante una transferencia.

“Allí incurrió en otra contradicción. La suma transferida a Alves desde la cuenta con identidad falsa excede lo que uno puede gastar en una cena en una noche; y además Alves dice que no vio más a Banhuki desde que egresó en 2017 y la transferencia data de 2018” añadió la fuente consultada.

Pippo estará de licencia hasta el 25 de enero. Se estima que a su regreso definirá la situación de Alves y Soares Costa, a quienes se les mantiene la prohibición de salir del país.