19 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 26º

La Dirección de Escuelas aprobó el Centro de Formación Profesional 402 de Máximo Paz

Funcionará en el ámbito del Instituto Nuestra Señora de Luján. Fue impulsado hace una década por los industriales Alberto Sciuto y Ebert Wentinck.

Taller de soldadura realizado como prueba piloto.

Taller de soldadura realizado como prueba piloto.

Mediante una resolución firmada el 24 de enero, la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires aprobó la creación del Centro de Formación Profesional (CFP) N° 402, el segundo espacio educativo de estas características que tendrá el partido de Cañuelas.

Se trata de una de las noticias más relevantes de los últimos años en materia educativa, ya que este nuevo CPF, con sede en el Instituto Nuestra Señora de Luján de Máximo Paz, capacitará gratuitamente en distintos oficios del rubro metalmecánico, uno de los más demandados por la industria regional.

De acuerdo a la resolución firmada por la subsecretaria de Educación Claudia Cristina Bracchi y el subsecretario de Administración Diego Hernán Turkenich, la Provincia proveerá los fondos para la cobertura de un cargo de director/a, un cargo de secretario/a y sesenta horas cátedra mensuales.

Por su parte, la Fundación para la Educación Rural y Técnica (FERT) aportará el espacio físico, un amplio salón ubicado en la calle Máximo Paz N° 45 entre Sarmiento y Bernardino Rivadavia.

Este proyecto surgió hace una década impulsado por Alberto Sciuto -el recordado vecino de Máximo Paz fallecido en 2021, propietario de la empresa metalúrgica Maximet- y el industrial de origen griego Ebert Wentinck, fundador de una empresa de conductores eléctricos localizada en Carlos Spegazzini.

“Hace una década, reunido con la mesa industrial de Ezeiza, escuchaba las quejas de los empresarios porque no conseguían mano de obra. Les dije que era necesario generar escuelas de oficios cogestionadas con el Estado. Si bien es un proceso largo y difícil porque muchas veces el Estado ve con desconfianza las propuestas formativas impulsadas por la Iglesia o la industria, en este caso logramos llegar a feliz término”, destacó Wentinck.

Agregó que las escuelas de oficios como la que comenzará a funcionar en breve en Máximo Paz son fundamentales para contrarrestar el círculo vicioso del desempleo y los subsidios. Por el contrario, promueven “el círculo virtuoso del trabajo, la persona que no tiene un oficio deja de ser parte de un pasivo social y se convierte en un activo social”.

Wentinck habla con inspectores en la sede del CFP 402.

El nuevo CFP Nro. 2 será público y gratuito, con el propósito de formar técnicos para la industria mediante diferentes cursos de soldadura, fresado, tornería, electricidad y mantenimiento de máquinas, entre otros.

El establecimiento ya cuenta con nueve máquinas de producción que cedió Gilera; un torno cedido por Maximet en comodato y varias soldadoras, entre otras herramientas. En 2022, a modo de prueba piloto, se realizó un primer taller de soldadura en el que se capacitaron unos veinte jóvenes y adultos de la zona.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas