Volver a sección

| Educación

Diputados: por falta de quórum se cayó la sesión en la que se iba a tratar la creación de la Universidad Del Salado

El cuerpo quedó sin números cuando un legislador de JxC pidió votar la suspensión.

El cuerpo quedó sin números cuando un legislador de JxC pidió votar la suspensión.

Diputados: por falta de quórum se cayó la sesión en la que se iba a tratar la creación de la Universidad Del Salado

 Foto: Telam.

La Cámara de Diputados fracasó ayer en su intento de aprobar la creación de nuevas universidades, entre ellas la Universidad de la Cuenca del Salado, con sede central en Cañuelas.

La asamblea se cayó luego de que ingresara en un clima tumultuoso que impidió su continuidad ante la falta de quórum generada por Juntos por el Cambio (JxC).

La sesión, que se inició a las 14.35, fue levantada a las 15.40 debido a que el cuerpo quedó sin número suficiente cuando el diputado Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica-JxC, pidió votar la suspensión, en el momento en que se registraba la ausencia de cinco diputados del Interbloque Federal que inicialmente colaboraron para habilitar el debate.

El clima tenso fue consecuencia de la controversia planteada cuando fracasó la sesión preparatoria, al mediodía, ya que no dieron quórum JxC, el Interbloque Federal y la izquierda y no se pudieron elegir las autoridades del cuerpo, al objetar la decisión de la presidenta de la cámara, Cecilia Moreau, formalizada el miércoles, de dejar sin efecto la nómina de legisladores designados para integrar el Consejo de la Magistratura.

En el temario de la sesión estaba incluida la creación de ocho universidades y el Convenio Multilateral sobre tratados Fiscales para prevenir la erosión de las bases Imponibles y el traslado de beneficiarios, que fue firmado por la Argentina el 24 de noviembre del 2016, durante el Gobierno de Mauricio Macri.

En el caso de las universidades, se trata de las Del Delta, Del Pilar, de la Cuenca del Salado (con sede central en Cañuelas), de Ezeiza y de Saladillo, todas en la provincia de Buenos Aires, y de Río Tercero (Córdoba), así como la Universidad Nacional de Madres de Plaza de Mayo, en la Ciudad de Buenos Aires.

El Frente de Todos pidió sumar la creación de la Universidad Nacional Juan Laurentino Ortiz, con sede central en la ciudad de Paraná, Entre Ríos.

En el plenario de las comisiones de Educación y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados realizado dos días antes se avaló la creación de cinco universidades, entre ellas la de Cañuelas. En el debate participaron el autor del proyecto, Gustavo Arrieta, junto a la ex diputada Laura Alonso y el ex concejal Rodrigo Ruete.

El oficialismo consiguió dictamen de mayoría con el respaldo de Evolución Radical (con disidencias parciales) y de otros bloques minoritarios, por lo que los textos quedaron en condiciones de ser tratados en la sesión especial prevista para el jueves, junto con los que establecían las creaciones de las universidades de Delta, del Pilar y de Saladillo, avalados en comisión hace varias semanas.

El PRO y la Coalición Cívica cuestionaron fuertemente los proyectos y emitieron un dictamen de minoría, en tanto que la UCR se encolumnó con esa postura, salvo por su acompañamiento a la de Rio Tercero.

El proyecto de creación de la Universidad de la Cuenca del Salado fue impulsado originalmente por Arrieta en 2015. El 4 de noviembre de 2015 tuvo dictamen favorable en la Cámara de Diputados con 129 votos del FPV y una abstención, sin la presencia de la oposición en el recinto. El expediente luego naufragó en el Senado. Recientemente fue reflotado por la diputada nacional mandato cumplido y actual ministra de Ambiente bonaerense Daniela Vilar (FdT). Prevé que su sede central esté en la ciudad de Cañuelas, con subsedes en localidades cercanas.

En sus considerandos dice que privilegiará la implementación de carreras cortas con práctica profesionalizante y ciclos de formación con certificación que respondan a problemáticas y necesidades estratégicas de la región.

Durante el debate, Osuna, presidenta de la comisión de Educación, destacó que “en cuanto al acceso a las universidades y su creación, el Estado tiene la responsabilidad, en concepto de inclusión y democratización, de brindar distintas políticas para que esa oportunidad se concrete”.

En nombre de Evolución Radical, Danya Tavella dijo que “la provincia de Buenos Aires es la provincia más densamente poblada del país, donde además se registra el mayor nivel de producción y se concentra el mayor nivel de actividad económica. Eso hace indispensable que tengamos recursos humanos más preparados y formados para afrontar competitivamente los desafíos que la economía de Argentina y la del mundo necesitan”.

La legisladora contrapuso con esos fundamentos la argumentación de su compañera de interbloque, la integrante del PRO, Sabrina Ajmechet, que lamentó que “de las últimas 17 universidades que se crearon, 17 son en territorio bonaerense y siete en el resto del país”.

En contra del proyecto, Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), dijo que “el planeamiento estratégico de la educación superior debe ser un camino virtuoso que acá no estamos teniendo para nada con estos dictámenes a la marchanta y la creación de universidades como si fuera una fábrica de churros en lo que estamos sacando por delante”.

“No hay previsibilidad, no tenemos garantizado claramente una asignación de recursos que sean sostenibles. Y no solo se trata de crear más instituciones sino de cómo mejoramos los indicadores: la calidad y la articulación con los niveles obligatorios de la enseñanza”, completó.

A su turno, la diputada Mónica Litza (Frente de Todos) celebró la creación de la Universidad Nacional de Ezeiza y se mostró orgullosa “de que estemos tratando estos proyectos y que en la Argentina haya muchas universidades públicas, gratuitas y de cercanía”.

En discrepancia, el diputado Alejandro Finocchiaro (PRO) también se refirió a la nacionalización de la Universidad de Ezeiza, actualmente en manos de la gestión provincial, al advertir que, según el proyecto, el intercambio de gestión “se pasa sin las autoridades constituidas en marzo de 2019, es decir que se vulnera la autonomía universitaria” (con información de Télam).