29 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 12º

Murió el comerciante gastronómico Miguel Bianchi

Durante 24 años estuvo a cargo del restaurante La Garza Mora. En 2004 fu el “cocinero” de Diego Armando Maradona.

Miguel Bianchi en La Garza Mora.

Miguel Bianchi en La Garza Mora.

Este fin de semana, a la edad de 61 años, murió el conocido comerciante del rubro gastronómico, Miguel Bianchi.

Dedicó gran parte de su vida a distintos emprendimientos de catering y gastronomía, pero su etapa de mayor reconocimiento se dio entre 1994 y 2018, cuando estuvo a cargo del restaurant La Garza Mora, en el barrio Peluffo de Cañuelas. En ese período el local se convirtió en un clásico lugar de la reunión para familias, peñas y amigos.

Nacido el 30 de septiembre de 1961, desde hacía ocho meses estaba internado debido al agravamiento de varios problemas crónicos de salud. En ese período pasó por los sanatorios Finochietto, Santa Catalina y Favaloro, donde finalmente falleció el sábado a la noche.

A fines de 2022, mientras se hallaba internado en el Finochietto, habló con InfoCañuelas para rememorar sus años al frente del restaurante y parrilla.

“Siempre venían las familias del barrio, como el profesor Moya o el escribano Ganduglia, cuyo padre había sido médico de Boca. También solía venir el ministro Mera Figueroa (por Julio, ministro del Interior de Carlos Saúl Menem). Venía mucha gente del gran Buenos Aires algunos eran clientes generación tras generación. Y por supuesto gente de Cañuelas y clientes de paso. Siempre se trabajó muy bien hasta que se hizo la ruta de doble mano, ahí me mataron porque ya no se podía cruzar la ruta, entonces se iban a comer a Cañuelas. Pero antes de eso era terrible lo que se trabajaba”. Y haciendo una pausa no dudó en afirmar que sus años en el restaurante fueron “los mejores de mi vida”.

Recordó que en marzo de 2004 tuvo un cliente fuera de lo común: Diego Armando Maradona. El astro acababa de regresar de Cuba tras su ruptura con Guillermo Cóppola y durante algún tiempo tuvo como representante al empresario uruguayo Oldemar “Cuqui” Barreiro Laborda, dueño de Lo Jack y del haras Tobelma, ubicado justo frente a La Garza Mora. Maradona se hospedó allí durante algunas semanas y si bien no iba al restaurante, Bianchi cruzaba la ruta y le alcanzaba diariamente una vianda.

“Maradona me llamaba por un Nextel y me encargaba lo que quería, así que todos los días al mediodía y a la noche yo le alcanzaba la comida hasta la tranquera” recordó.

El salón a cargo de Biachi también sirvió para ambientar uno de los episodios de la serie argentina “Mujeres asesinas”; y en sus exteriores se rodaron algunas escenas de la película “Dos amigos y un ladrón” (2007), con Marcelo Mazzarello, Jean Pierre Noher, Coco Silly y Carla Conte.

Bianchi junto a Marcelo Mazzarello durante un rodaje.

En 2018, con la salida de Bianchi, los locales fueron subastados en remate judicial. Miguel continuó con otro emprendimiento en la localidad de Uribelarrea.

En la décda del 80 fue fomentista del barrio Los Aromos compartiendo la comisión directiva junto a Miguel Paz, Eduardo Torrilla, Norma Villamayor, Carlos Rojas, Jorge Garzarelli, Susana Paz, Roberto Rivarola, Roberto Aguilar, Luis Pascuad, José Roberto Alí y Fénix Pacheco, entre otros.

Tras el velatorio realizado el domingo, sus restos fueron cremados.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas