Volver a sección

Cultura y eventos

El Pacto de Cañuelas relatado por la prensa antigua

InfoCañuelas recopiló algunas publicaciones periódicas del siglo XIX y principios de siglo XX que describen el histórico encuentro de Lavalle y Rosas.

 

Hace 190 años, el 24 de junio de 1829, se celebró en la estancia La Caledonia de Cañuelas el llamado Pacto o Convención de Cañuelas entre el general don Juan Lavalle, Gobernador y Capitán General Provisorio de la Provincia de Buenos Aires, y el Comandante General de Campaña, don Juan Manuel de Rosas.

Como resultado de ese acuerdo se estableció la paz entre la ciudad y la campaña; Juan Manuel de Rosas se erigió como jefe de la Provincia de Buenos Aires; y se acordó la convocatoria a elecciones para definir representantes en la Provincia. Ambos se comprometieron a volcar su esfuerzo para que las fuerzas de la ciudad y el interior se sometieran al nuevo poder elegido.

Además, en el artículo 7, se estableció que ningún individuo “será molestado ni perseguido por su conducta u opiniones políticas anteriores a esta convención”.

InfoCañuelas recopiló algunas publicaciones periódicas de la época que dan cuenta de este acontecimiento fundamental para la vida institucional de la Provincia.

La Gaceta de Colombia (20 de diciembre de 1829) reproduce seis de los siete puntos del acuerdo y una carta de Lavalle fechada el 25 de junio en la que expresa: “Me resolví a consentir en todo lo que se me pidiese porque nada quería sino asegurar a mi patria su dignidad. Ciudadanos: para conseguir este objeto me he separado de las exigencias exageradas de todos los partidos; he jurado olvidar todo, porque en lo que eran mis contrarios no he encontrado sino porteños dispuestos al honor de su patria, los brazos que alzaron contra sus hermanos. Se ha restablecido la unión entre los hermanos. Que nadie intente romperla. Desgraciado el que se atreva a insultar el territorio de la patria”.

El periódico Hamburger Nachrichten (Noticias de Hamburgo) del 8 de septiembre de 1829, informa que “el 24 de junio en la estación de Miller en Cañuelas, a 3 millas alemanas de la capital, se concluyó un tratado de paz formal entre el general Juan Lavalle y Juan Manuel Rosas”. En los mismos términos se expresa el Correo Francés del 6 de septiembre de 1829.

En el semanario Caras y Caretas, número 1302 del 13/7/1918, página 40, hay una colorida descripción del encuentro entre Rosas y Lavalle, firmada por el escritor Gontrán Ellaudi Obligado (primo de Rafael Obligado, el célebre poeta autor de Santos Vega).

Relata Ellaudi que Lavalle llegó al campamento de Rosas, en la estancia La Caledonia de Miller, en Cañuelas, en la noche del 23 de junio. “Se hizo conducir por las avanzadas federales hasta la misma tienda de comandante en jefe de las milicias del sur y como no lo encontrase, resolvió aguardarlo. Más como las horas transcurrieran y Rosas no llegara, resuelto a descansar se acostó en su propia cama, pidiendo, entre tanto, a uno de los asistentes le diesen mate”.

“A todo esto Rosas, que según su costumbre recorría su campamento inspeccionando por sí mismo la observancia de sus órdenes, anoticiado de lo que ocurría, vuelve riendas hacia su alojamiento donde encuentra a su rival… ¡durmiendo profundamente!”

“Es la oportunidad que el destino le depara para liberarse sin riesgo de su adversario para siempre” –dice Ellaudi– pero luego destaca: “Rosas se acerca quedo, muy quedo, al catre de tijera donde, ajeno al drama moral que junto a sí se desarrolla, reposa, plácido, el jefe unitario, y despertándolo con suavidad, previo de los saludos de práctica, dan comienzo a la famosa Conferencia”.