18 de julio. Cañuelas, Argentina.

weather 10º

Con un tren desde Constitución, en 1894 Uribelarrea celebraba sus primeros pasos

Un artículo del diario La Prensa rememora los festejos del cuarto aniversario organizados por Miguel Nemesio.

Miguel de Uribelarrea en Caras y Caretas, 1905.

Miguel de Uribelarrea en Caras y Caretas, 1905.

Este lunes Uribelarrea celebró su cumpleaños número 133. La fecha recuerda la inauguración de la Iglesia Nuestra Señora de Luján, que tuvo lugar el 18 de diciembre de 1890.

En rigor, ese aniversario fue establecido en tiempos recientes. En los albores del poblado se tomaba como fecha de nacimiento el 8 de junio de 1890, día en que se colocó la piedra fundamental de la colonia agrícola y del templo parroquial.

Así lo atestigua un artículo publicado en el diario La Prensa de Buenos Aires el 9 de junio de 1894, que contiene una colorida crónica de la peregrinación organizada el día anterior por el impulsor de la colonia, Miguel Nemesio de Uribelarrea, para celebrar el cuarto aniversario del pueblito.

Un tren que partió de Plaza Constitución arribó a Uribelarrea con una nutrida delegación, hubo una misa, un almuerzo campestre y una visita a la escuela Don Bosco, donde se planificaba la plantación de un viñedo. Un insólito episodio delictivo (un carterista le robó a Don Nemesio una buena suma de dinero que llevaba en el bolsillo) no alcanzó a opacar el brillo de aquella jornada que con lujo de detalles describe el prestigioso diario porteño.

PEREGRINACIÓN A URIBELARREA

Con un hermoso día se verificó ayer la anunciada peregrinación a la Colonia Uribelarrea, organizada con motivo de ser el cuarto aniversario de la fundación de dicha colonia y de implorar la protección a su santa patrona la Virgen de Luján por el bienestar de la República en las críticas circunstancias por las que atraviesa.

A las 7 y 35 a. m. partió de la estación Constitución el tren que conducía los peregrinos, ocupándose con exceso diez vagones por los alumnos de los colegios salesianos y una selecta concurrencia que se asociaba a aquel acto.

A las 10 aproximadamente llegó el tren a la estación Uribelarrea, donde se encontraban los alumnos de la escuela práctica de agricultura y colegio de niñas que dirigen las Hermanas Salesianas, en espera de los peregrinos. 

Organizada la peregrinación, se dirigió a la Iglesia, donde se celebró por la comunidad salesiana una solemne misa cantada por los niños y orquesta del colegio Pio IX de Artes y Oficios de Almagro, predicando el padre Becco, haciéndose enseguida la procesión del Corpus, que recorrió las calles de la manzana ocupada por la Iglesia. En casa una de las esquinas se habían colocado altares de mucho gusto y elegancia, donde se veneraba el Santo Sacramento. 

La procesión encabezada por la banda de música de la escuela de Artes y Oficios y por la cofradía del Santísimo Sacramento, San José, San Luis y la Purísima, que eran compuestas por los mismos alumnos del colegio Pio IX, fue muy concurrida, observándose en ella mucho orden. 

Terminadas las fiestas religiosas, los niños y niñas se dirigieron a sus respectivos colegios, donde se les sirvió un abundante almuerzo campestre, como también a varias de las personas asistentes. La fiesta fue obsequiada por el señor Uribelarrea con un confortable almuerzo que se efectuó en el local de la administración de la Colonia, que está a cargo del Sr. D. Luis Cordero y que tuvo todo género de atenciones con los invitados.

Tuvimos ocasión de visitar ligeramente la escuela práctica de agricultura que se encuentra bastante adelantada, pues posee ya un gran edificio que consta de siete grandes salones, hay como ocho  manzanas de tierras aradas y se cree que en el corriente año podrán quedar preparadas 100 hectáreas de terreno para la plantación de viñedos, árboles frutales, trigo, maíz y hortalizas. 

Dos hermanos salesianos con el auxilio de diez alumnos debidamente instruidos, se ocupan de la labranza. 

A las 3 p. m. el R. P. Becco ocupó el púlpito para rezar una oración a la Santísima Virgen de Luján, pronunciando enseguida algunas palabras de despedida. 

A las 4 p. m. partió el tren de regreso a esta capital, llegando con retardo a Constitución como de una hora y cuarto. 

Concurrieron a la peregrinación los colegios salesianos, de niñas de María Auxiliadora, Colegio Pio IX y gran número de personas conocidas en nuestra sociedad. 

El señor Uribelarrea fue víctima de un robo por valor de 350 $ m/n que le sustrajeron del bolsillo, no habiéndose podido obtener la captura del malhechor. 

Damos a continuación un extracto del sermón predicado por el P. Becco, en la función solemne que se celebró a las 11 a. m. 

Empezó haciendo resaltar el progreso que en cuatro años había alcanzado la colonia y que esto era motivo para que todos se regocijaran al ver así adelantar con tanta rapidez los pueblos, cuando se sabía dirigir con acierto su marcha, buscando el poderoso auxilio de la religión. 

Mostró enseguida los beneficios que reportarían a la patria la sabia dirección que se había dado a la escuela colocándola bajo la inmediata protección de los P. P. salesianos; y felicitó al fundador de la colonia por esta obra que inmortalizaría su nombre y dejaba en la República un monumento que serviría para constatar a las generaciones venideras sus sentimientos cristianos. 

Recordó las contradicciones que había encontrado para llevar a cabo esta obra pero que la Divina Providencia lo había sacado triunfante (...).


Germán Hergenrether

InfoCañuelas agradece al Sr. Alejandro Milberg por el envío de la microfilmación del diario La Prensa de 1894 conservada en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Escrito por: Germán Hergenrether