Volver a sección

Columnistas

Primavera en tu vida

Cuando te hacés un tiempo para vos, el cuerpo se aliviana. Escribe: Melisa Ruiz Díaz.

 

Asistí a un taller dictado en Alma raíz taller integrativo. El lema era darle la bienvenida a la primavera. De la mano de Andrea fuimos transitando ejercicios de respiración, localizando nuestros chacras, cantamos mantras.. Al salir del taller la sensación fue de paz, liviandad y armonía. El día acompañó, estaba soleado y con una temperatura ideal.

Cuántas veces tenés ganas de hacer algo distinto, algo para vos, para relajarte. Pero te llenas de excusas, de trabas. El tiempo es de uno, pero decimos que no lo tenemos. Las actividades para hacer están por todos lados, las ganas seguro están dentro nuestro, pero las apagamos y escondemos para seguir en la incomodidad de la rutina, que cuántas veces nos ahoga hasta el punto de sentir que queremos escapar de todo para sentirnos como cuando éramos niños: libres.

¿Entonces qué esperas? Suelo escuchar a las personas que pasan cerca mío y allí están las excusas, desde “no hay tiempo para salir a caminar” hasta “No hay tiempo para ir al cine”, “No hay plata para esto o aquello”; sin embargo a la vuelta de tu casa ofrecen clases gratis, pero justo no te coincide el horario. 

Somos seres muy disconformes, pero rara vez tratamos de hacer algo para mejorar, modificar ese malestar. Luego viene el stress y con él las enfermedades y el envejecimiento prematuro. Y vemos personas con caras cansadas que aparentan más edad de la que tienen, personas tristes que cargan toneladas de preocupaciones y problemas en sus espaldas.

Los problemas no van a desaparecer, quizás sí, no voy a mentirte, pero cuando te haces el tiempo para vos, cuando te regalás un mimo, un instante especial, el cuerpo se aliviana, el alma te responde con sensaciones nuevas y algo cambia.

Cambiás el aire, empujás a tu cuerpo a dejar de lado los problemas y ver lo bueno de la vida, te das ese momento de felicidad. Cuántas veces escuchamos que la felicidad es eso: momentos. Entonces llenate lo más posible de ellos, y vas a ver cómo el efecto contagia tu alrededor, deja de ser tan pesado, transitás este mundo con menos carga y la vida comienza a verse de otro modo. Porque la ocasión nunca es ideal, sino que vos la vas hacer perfecta cuando decidas tomar la iniciativa de ir hacia lo que necesitás para ser feliz cada día.

Melisa Ruiz Díaz
Maquilladora y peinadora (Mel make up)
Autora del blog Vivre la vie!