Volver a sección

| Columnistas

Microempresas… el motor de nuestra economía

La importancia de la incorporación de nuevas tecnologías como factor de crecimiento de nuestra acividad. Escribe: Ing. Javier Fransoy.

La importancia de la incorporación de nuevas tecnologías como factor de crecimiento de nuestra acividad. Escribe: Ing. Javier Fransoy.

En nuestra ciudad, las microempresas están principalmente relacionadas a dos sectores: el comercio y el sector agropecuario.

En el caso de los comercios, para ser una microempresa debe tener una facturación anual inferior a los $12,5 millones de pesos, y por lo general, son compañías entre 1 y 9 empleados.

¿POR QUÉ ES EL MOTOR DE LA ECONOMÍA?

En la Argentina hay más de 860 mil empresas, 83% de las cuales son microempresas que dan trabajo a más de 4 millones de personas.

Estas microempresas, en promedio, nacen con entre 2 y 3 empleados. A medida que permanecen en funcionamiento aumentan su planta; por ejemplo, en promedio, una microempresa con 7 años de vida tiene 3 empleados más que cuando nació.

Como emprendedores y empresarios no podemos influir en el corto plazo en el cambio de las políticas que impactan en nuestros negocios, pero sí podemos hacerlo en la optimización de los procesos y la implementación de tecnología que mejoren nuestra gestión diaria, y nos ayuden a disminuir costos y tiempos de trabajo. 

La adopción de tecnología se traduce en uno de sus mayores factores de crecimiento independientemente del tamaño o el sector de actividad. 

No importa el rubro en el que se encuentre una empresa, en un momento en que la rentabilidad es la clave de la supervivencia económica, pueden beneficiarse de la implementación de estrategias online para captar clientes, servicios basados en la nube, análisis de datos, sistemas de facturación, cobranza y seguimiento de stock online, monitoreo mediante cámaras, entre otros.

INCOPORAR TECNOLOGÍA PARA CRECER MÁS

Un estudio del Boston Consulting Group (BCG), elaborado sobre los beneficios de la adopción de las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) por las Microempresas, encuestó a más de 4000 empresas en todos los sectores de la industria en cinco países (Alemania, India, Estados Unidos, China y Brasil) para descubrir el vínculo entre la adopción de tecnología exitosa y el desempeño empresarial. 

El estudio muestra que, independientemente de su país, los empresarios que adoptaron tecnología aumentaron sus ingresos anuales un 15% más rápido que sus competidores. Además, lograron crear empleos dos veces más rápido que otros negocios pequeños.

Aunque la lista de oportunidades digitales para microemprendimientos es larga, la lista de las barreras para la adopción de la tecnología es, por desgracia, aún más larga. 

Los propietarios de microempresas a menudo dudan en implementar nuevas tecnologías porque carecen de los recursos, la experiencia y el personal para gestionarlas adecuadamente. 

Para aquellas que decidan implementar un cambio tecnológico, hay luz al final del túnel. Existen muchas herramientas, en muchos casos gratis o con costos de acceso muy bajos, que permiten ampliar el alcance de un negocio a potenciales clientes y ahorrar miles de pesos en procesos diarios.

Javier Fransoy
Ingeniero en Sistemas de Información (UTN)
Posgrado en Administración y Planificación Estratégica (UBA)
Master en Dirección en Empresas (UCEMA)
Doctor en Dirección en Empresas (UCEMA) (cand. 2018
)