Volver a sección

| Columnistas

Cuestiones para reflexionar sobre el Bicentenario

En el período que estamos transitando deberíamos consolidar bases sólidas a nivel patrimonial y reflexionar sobre nuestra identidad en comunidad. ¿Lo estamos haciendo? Escribe: Sergio Medrano.

En el período que estamos transitando deberíamos consolidar bases sólidas a nivel patrimonial y reflexionar sobre nuestra identidad en comunidad. ¿Lo estamos haciendo? Escribe: Sergio Medrano.

Mi nombre es Sergio Medrano, soy Licenciado en Conservación y Restauración en Bienes Culturales y residente de Cañuelas de toda la vida.

La siguiente nota viene como una reflexión personal de algunos acontecimientos que sucedieron desde que el semanario El Ciudadano me entrevistara el 9 de julio del 2021. En esa ocasión había comentado varios temas, pero me centraré en el Bicentenario.
Un 19 de noviembre del 2020 me presenté ante la Municipalidad de Cañuelas para pedir una charla con la Intendenta y en la solicitud que llené en mesa de entrada, dentro de los temas a tratar, además de temas patrimoniales en general, estaba el tema Bicentenario y la posibilidad de generar una planificación integral aprovechando este acontecimiento para iniciar políticas serias en materia patrimonial. Adjunto el comprobante de recepción.

Da la casualidad que un día después la Intendenta conformó la Comisión del Bicentenario bajo el decreto 615/2020 fechado el 20 de noviembre del 2020. Fue gratificante para mí porque se había creado un lugar donde poder discutir cómo se iban a desarrollar las acciones para el Bicentenario además de tratar y encaminar muchos temas pendientes en materia patrimonial. 

Esto nunca sucedió porque nadie del municipio me contactó hasta que salió la mencionada nota del semanario, el 9 de julio 2021.  El 13 de julio Fernando Abdo, por pedido de la Intendenta, me escribió pidiendo una reunión. Me alegré y me puse a disposición en horario y fecha para charlar con la Intendenta. 

Lo primero que hizo el señor Abdo fue decirme que necesitaba el proyecto que había presentado por mesa de entrada. Le respondí que los temas a tratar estaban descriptos en mi solicitud y le envié el comprobante arriba adjunto. Me comentó que no podía recibirme la Intendenta porque el responsable de temas patrimoniales era Marcelo Di Giácomo.

Le pedí si además de Marcelo podría estar la Intendenta porque había temas que ella debía gestionar y excedían a la Comisión, pero evadió mi planteo. Entonces le pedí, antes de reunirme y para ir informado a la reunión, quiénes componían la Comisión, cuál era la planificación del tema Bicentenario y si habían tratado algún tema, ya que como profesional del área de Bienes Culturales quería evaluar qué podía aportar desde mi lugar sin entorpecer el accionar de la comisión.

Estas preguntas al día de hoy nunca fueron contestadas. 

A posteriori, por otras vías, pude enterarme de que no había ningún plan y que desde su creación la comisión se reunió sólo dos veces, cuando había un montón de temas a tratar. 

Luego de escribirle reiteradas veces al señor Abdo por la reunión y al no recibir su respuesta, en uno de los mensajes le escribí la palabra clave que aparentemente necesitaban tanto oír: “Carpeta con proyectos”. Entonces el 2 de octubre, a sólo cuatro meses de la fecha del Bicentenario, me contactó Marcelo Di Giácomo para reunirnos.

En paralelo a la comisión y en consonancia con las actividades del Bicentenario, el martes 20 de octubre se realizó un acto con la presencia de la Intendenta y el administrador de Vialidad Nacional en la calle Lara, frente al Cine Teatro Cañuelas, donde se anunció una serie de obras de restauración del mismo.

La Intendenta expresó ese día: “La pandemia nos tiene que dejar esta enseñanza, que nadie se salva solo, que hay que trabajar en equipo”. El administrador de Vialidad agregó: “Pensemos como pensemos, no podemos transitar de campaña en campaña política, humillándonos y pegándonos abajo del cinturón. Parece ser que son los momentos que transitamos y que transita el mundo. Pero tenemos derecho de reconocernos como comunidad y pelear por otras cosas”.

Luego de este viaje y siendo la mía una historia entre tantas otras calladas, me pregunto sobre las frases expresadas ese día: “trabajar en equipo”; “pelear por otras cosas”. ¿A qué se referirán? Porque una fecha tan importante para nuestro partido, que nos podría haber permitido consolidar bases sólidas a nivel patrimonial, reflexionar sobre nuestra identidad en comunidad, convertir esta fecha en punto de anclaje de nuestra planificación como partido. Pero no, el Bicentenario se termina convirtiendo en algo vacío de contenido, en trabajos arrogantes personales hechos a la espalda del pueblo, pero con el slogan “entre todos” pegando manotazos para mejorar una imagen electoral y dejando de lado un tema tan importante como nuestro patrimonio. 

Y me pregunto, ¿sabrán lo que es el patrimonio?; ¿sabrán que con el cuidado y valoración del mismo se construyen las identidades de los lugares y más allá de las personas, lo que queda es lo que somos, lo que hemos construido como sociedad y ese ser es lo que nos permite levantarnos luego de una derrota? 

Espero y deseo que podamos dejar de lado diferencias, reflexionar, “trabajar en equipo”, “pelear por otras cosas” que nos permita “entre todos” construir un Cañuelas con mucha historia por contar...

Sergio Medrano
Lic. en Conservación y Restauración de Bienes Culturales
Docente de la Universidad de San Martín.