21 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 14º

Los hermanos Fangio, reunidos por primera vez por la revista Hola

Los descendientes del astro del automovilismo brindaron una entrevista conjunta en Balcarce.

Rubén, Juan Carlos y Cacho. Revista Hola.

Rubén, Juan Carlos y Cacho. Revista Hola.

Los hermanos Oscar (83), Rubén (79) y Juan Carlos Fangio (76) se reunieron por primera vez para una producción periodística publicada en la revista ¡HOLA! Argentina

Entrevistados por la periodista Marina Cociffi en la ciudad de Balcarce, hablaron del arduo camino que les tocó recorrer hasta ser reconocidos como hijos de Fangio, del modo en que fueron construyendo un vínculo, la relación con el resto de la familia Fangio y la verdad sobre la supuesta herencia de 50 millones de dólares.

Oscar, conocido como “Cacho”, es el mayor de los hermanos, quien al nacer fue inscripto con el apellido Espinoza. Juan Carlos es el menor de los tres. Fue inscripto con el apellido de su madre, Susana Rodríguez, quien quedó embarazada del legendario piloto cuando tenía 15 y él 33. 

Rubén, en tanto, creció en Cañuelas como Rubén Vázquez. Recién a los 63 años se enteró de que era hijo de Fangio cuando su mamá, Catalina Basili, le confesó que había tenido un amorío extramatrimonial con el piloto. Sin embargo, durante mucho tiempo sospechó que aquel hombre era en realidad su padre, no solamente por el parecido físico sino porque además había sido su padrino de bautismo cuando no había una relación familiar que lo justificara.

En diálogo con Hola, el cañuelense contó que siempre tuvo una vida sencilla, de trabajo, a veces con dos empleos en simultáneo. Contó que trabajó en el ferrocarril, en una fábrica de casillas rodantes, que fue mozo, ferretero, playero una estación de servicio y conserje de hotel.

Al ser consultado sobre la supuesta herencia millonaria, Rubén y sus hermanos lo desmintieron. Destacaron que su padre donó todos los bienes y que solamente reciben los beneficios derivados del uso de la marca Fangio.

El 28 de diciembre de 2006 Rubén inició una demanda civil en la que aseguraba que era hijo de Juan Manuel Fangio. El 8 de agosto de 2016 -luego de innumerables trabas procesales que terminaron en un estudio comparativo de ADN- el Juzgado Civil Nro. 13 de La Plata le dio la razón y lo autorizó a rectificar su partida de nacimiento.

El jueves 29 de junio de 2017 en la sede central del Registro de las Personas ubicada en Diagonal Norte 671 le entregaron su nuevo DNI con el nombre Rubén Juan Fangio, un momento crucial que cerró una larga batalla de más de 10 años por su identidad.

 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas