Volver a sección

| Variedades

Comenzó el rodaje de un documental y buscan más actores para algunos roles

La historia habla de cómo es posible transformar basura en instrumentos musicales.

La historia habla de cómo es posible transformar basura en instrumentos musicales.

Comenzó el rodaje de un documental y buscan más actores para algunos roles

El 10 de febrero dio inicio el rodaje del cortometraje “Música del Descarte”, primera docuficción realizada en Cañuelas con la participación de “vecinos-actores”.

El equipo de realización junto con los vecinos de Cañuelas ya salió a la calle con el propósito de rescatar objetos de la basura que serán transformados en instrumentos musicales a través de la ayuda de un lutier.

Durante varias horas recorrieron diversos barrios para que quede representado todo el casco urbano Cañuelense.

En la segunda jornada se realizaron visitas y grabaciones en escenarios de diferentes teatros donde será el gran cierre de la docuficción. El lugar elegido para la ejecución de la gran orquesta es el teatro de la sociedad de Fomento de Vicente Casares, que fue amablemente cedido por la comisión directiva. 

En esta primera fase participaron los siguientes vecinos-actores: Julia Zuk, Marcos Ginóbili, Marcos Somoza y Enzo Vega, todos sin experiencia previa.

En la faz técnica intervienen Daniel Zuk (Dirección), Oscar Heredia (cámara), Azucena López (asistente de Dirección), Lautaro Heredia (asistente de Producción).


Daniel Zuk y actores en la búsqueda de material.

El audiovisual, de carácter inclusivo, será producido en lenguaje accesible LSA (Lengua de Señas Argentina), audio descripción y subtitulado.

El disparador de la historia se sitúa en 2060. El abuelo José y su nieto Benjamín charlan respecto a un objeto colgado en la pared: un “fonoarmonio” que el anciano construyó siendo joven, en 2019. Conforme avanza la historia, unos jóvenes conversan frente a un local de venta de instrumentos musicales. Se quejan del valor del dólar, de la dificultad de poder comprar esas “joyas” que ven en la vidriera. Mientras alguno cae en el desencanto otro se da cuenta de que una lámpara, un bidón plástico, un caño o un trozo de madera pueden ser reutilizados y convertido en instrumento.

EN BUSCA DE MÁS ACTORES

La producción sigue seleccionando vecinos-actores de distintas edades (jóvenes, niños y abuelos) para completar el elenco actoral, y en particular están a la búsqueda de un perfil como el de la fotografía adicionada.

Aquellos que estén interesados pueden comunicarse con Daniel Zuk al WhatsApp 11 4937 1888.