Volver a sección

Un cañuelense en la Antártida

Gustavo Angó integra la operación de la Armada Argentina que se encarga de abastecer a distintas bases antárticas. Su tarea a cargo de las comunicaciones ha hecho de su vida toda una aventura.

1 / 18

1 / 18

Nacido en Cañuelas hace 42 años, Gustavo Angó forma parte de la Armada Argentina desde 1987. Este año cumple 25 años de servicio.

Gustavo es submarinista y ha tripulado una vastedad de vehículos, embarcaciones y aeronaves.

 “Es un trabajo normal... el ser militar es un trabajo como cualquier otro” dijo en diálogo con Infocañuelas. “Creo que sólo me falta andar en un taxi espacial. Anduve en submarino, en todo vehículo que vuela o navega... sólo me faltaría eso” bromeó.

Cursó el secundario en la Escuela Técnica de Cañuelas y como no le gustaba demasiado estudiar, quiso ser militar.

Para su sorpresa, en el Colegio Militar no se pudo llevar materias. “Teníamos 19 cursadas que teníamos que aprobar con mínimo de 7. Terminé como segundo promedio, tan mal no me fue”, explicó acerca de sus inicios en la carrera.

Cada 6 ó 7 años la Armada le asigna un nuevo trabajo. El último destino es un barco de transporte que realiza la misma tarea que el accidentado ARA Almirante Irizar. Gustavo forma parte de la tripulación y se encuentra a cargo de la comunicaciones.

El objetivo de la operación es abastecer las bases antárticas y realizar un despliegue tanto de material como de personal.

El barco transporte parte de Buenos Aires cargado con distintos pertrechos como alimentos y materiales. En la ciudad de La Plata se incorpora gas y combustibles líquidos, tanto para el viaje como para suministrar a las bases del sur.

“Mi tarea a cargo de las comunicaciones se limita a la unidad; sin embargo, eso no quita que yo pueda en un horario cómodo visitar las distintas bases antárticas” contó.

Para Gustavo, visitar la Antártida había sido el gran sueño. “Durante mi carrera los mayores me contaban sobre cómo era. Yo quiero ir, y conocer ese lugar” recuerda que se decía a sí mismo.

Existen muchas bases en la Antártida. Además de la popular Base Marambio, se encuentran las bases Esperanza, San Martín, Gral. Belgrano, Orcadas, Jubany, Cámara, Decepción, Petrel, Melchior, Primavera y Matienzo. Todas ellas reciben abastecimiento de parte de la embarcación de la que forma parte Gustavo.

El operativo se divide en dos etapas. La primera, que es una etapa de despliegue, comenzó el 15 de diciembre y finalizó el 1 de febrero.

La segunda etapa denominada “repliegue”, comenzará el 11 de febrero y terminará en los primeros días de abril.

Luego de una pausa para visitar a su familia de Cañuelas, en los próximos días Angó volverá a su embarcación para concluir su trabajo en tan importante operación austral.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos