24 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 19º

Volver a la ruta y ¿romper una promesa?

A los 73 años Jorge Meji visitó el área natural protegida “Piedra Parada”, en la provincia de Chubut.

Jorge Meji, camino a Piedra Parada.

Jorge Meji, camino a Piedra Parada.

En un capítulo de mi libro “Crónicas de un aventurero” titulé “Mi última travesía de El Calafate al Chalten”. Pasaron cuatro años… pasaron muchas cosas en ese periodo del tiempo. Más de un año encerrado por culpa de la maldita pandemia en la sufrí la pérdida de grandes amigos que sigo extrañando.

Decidí entonces hacer una corta travesía.Hacer muy pocos kilómetros, sólo disfrutar un lugar que había visto hace tiempo en la provincia de Chubut, al que no había podido llegar.

Esquel – Gualjaina – Piedra Parada. Un lugar majestuoso sobre el mismísimo Rio Chubut, escenario de lo que fue la caldera de un volcán extinto hace 50 millones de años y donde emerge la enorme chimenea petrificada de unos 100 metros de base y 200 metros de altura. Muy cerquita de ese lugar, un sendero nos conduce al Cañadón de la Buitrera, cuyos paredones son el paraíso de los experimentados escaladores que concurren a ese lugar para practicar ese peligroso deporte. 

Ese sería el itinerario: pedalear 240 kilómetros hasta Piedra Parada. Quería despejar mi mente de esos malos momentos pero tenía grandes dudas. ¿Cómo respondería mi cuerpo, mis músculos después de cuatro años de no hacer cicloturismo? ¡Pero el cuerpo tiene memoria! Hay una frase que dice: “cuando llegues a viejo vas a poder hacer lo mismo que hacías antes… pero más despacito”. 

Jorge Meji en su nueva aventura.

Y como era de esperar, recibí una catarata de comentarios por las redes sociales: “¡Rompiste la Promesa!” “Sos como Los Chalchaleros” o “Sos como Scorpion” (por el grupo alemán que lleva 11 años de gira, despidiéndose) todos comentarios que me hicieron reír mucho. 

Sólo resta algo para decir: próximo a cumplir mis 74 años, es lógico que ya no sea lo mismo. Mis músculos ya no son los mismos, mis fuerzas para pedalear ya no son las mismas. Ya me retiré de las travesías largas, de pedalear más de mil kilómetros como lo hacía antes… Estuve con mi bici en las 23 provincias argentinas. ¿Qué más puedo pedir? 

De ahora en adelante será sólo disfrutar, hacer poquitos kilómetros y no abandonar lo que siempre me gustó: andar sobre dos ruedas y andar en bicicleta. No rompí ninguna promesa.

Jorge Meji.

Jorge Meji en su nueva aventura.

Jorge Meji en su nueva aventura.

 

Escrito por: Jorge Meji