Volver a sección

Turismo

Uribelarrea: la picada está servida

La VI Fiesta de la Picada y la Cerveza Artesanal recibió un récord de público en la primera jornada. Se espera un aluvión para este domingo 12. Conocé precios y productos que ofrecen los stands. Galería de fotos.

1 / 15

En el stand de Chacinados Ponce se destaca un queso gruyere de 50 kilos.

1 / 15

Con casi 25 mil entradas vendidas en la primera jornada del sábado, la VI Fiesta de la Picada y la Cerveza Artesanal se encamina a convertirse en la más concurrida de su historia. Todos los expositores coincidieron en que hubo un 30 % más de público que en la edición 2013.

Desde temprano la gente ocupó el patio cervecero, donde unas 25 fábricas artesanales comercializan distintas variedades de cerveza en porrón o tirada. Los precios oscilas en los $ 35 el vaso de medio litro, $ 60 el vaso de 1 litro y $ 25 el porrón de 330 cc.

Hay una cantidad similar de stands ofreciendo bandejas de picadas pre-armadas o la posibilidad de armarlas a gusto del cliente. Otros ofrecen quesos y todo tipo de embutidos.

Muchos productores de la Feria Rural que se realiza en Cañuelas una vez al mes también se concentran en el patio cervecero con sus encurtidos, dulces y otros productos caseros.

A las 19.30 el púbico comenzó a ubicarse alrededor del escenario principal, donde cerca de las 22, se presentaron Los Auténticos Decadentes. Previamente se realizó la elección de la reina y un show musical del grupo local de cumbia Bahía y de la banda porteña Resanta Rock dirigida por su vocalista Alexis Padovani.

CERVEZA Y PICADA, ESTRELLAS DE LA FIESTA

En el acceso al patio cervecero se destaca la presencia de Uribe Pueblo Natural, donde se encuentra una de las cervezas más accesibles, elaborada por varios emprendedores del pueblo. El vaso chico cuesta $ 25, el mediano 35 y el grande 60. Los productores nucleados en la Asociación de Turismo de Uribe venden una bandeja comestible hecha con masa de pan que contiene dos clases de embutidos (salame y longaniza), queso, jamón crudo, jamón cocido y aceitunas. La unidad, para dos personas, ronda los 60 pesos.

Del otro lado se ubica La Uribeña, de Enrique Rey, famoso por los muñecos que adornan su local. En esta oportunidad estrenó una impactante réplica de Terminator con el que cientos de visitantes se sacan fotos. En este lugar la cerveza tirada cuesta $ 35 el medio litro y $ 60 el vaso de 1 litro, en versiones Rubia Pilsen, Roja, Indian, Ale y Negra Africana. Asimismo, hay sándwiches de jamón crudo, cortado en el momento, a $ 50 (para compartir).

Por allí los visitantes se toparán con Otto, un simpático "tirolés" que invita a sacarse una selfie por $ 10.

Frente a La Uribeña está el pesto de Chacinados Ponce, una fábrica familiar que elabora sus propios embutidos a partir de cerdos criados en sus campos. La picada cuesta $ 35 por persona (aproximadamente 250 gramos) y en este caso el cliente puede armarla a su gusto a partir de una lista de ingredientes que incluye salame, longaniza calabresa, chorizo seco, queso de cerdo, morcilla, quesos gruyere, pategrass o fontina, y saborizados de albahaca, pimenta, orégano y ají.

Para la hora del almuerzo o para la cena, otra interesante opción son los "calentitos", unas cazuelas de aproximadamente 300 gramos de lomo a la provenzal, bondiola al verdeo o chorizo a la pomarola.

La novedad del stand fue un queso gruyere de 50 kilos, de donde salen fetas para los sándwiches de abundante queso + salame de campo ($ 40). La horma gigantesca insumió entre 550 y 600 litro de leche y casi 5 meses de maduración. "Le sacaron más fotos que a Miss Argentina" bromearon los Ponce.

Matías Puppo, del restaurante La Friulana, participa por primera vez en la expo con su nueva cerveza Izar. En el stand -muy bien presentado con vasijas de madera sobre el mostrador- el porrón de 330 cc. cuesta $ 30, dos por $ 50 y 3 por $ 75, mientras que la tirada se consigue por $ 25 (media pinta) y $ 35 (pinta). Matías aseguró que la versión Ahumada, no tan habitual, fue la que generó mayor impacto. También hay una Scotish con 6 % de alcohol para los que aprecian una cerveza más fuerte.

La Caña es otra cerveza local, elaborada en el centro La Farfalla de Cañuelas por Matías Coleff y Juan Sotelo. El porrón de 330 cc. se vende a 25 pesos; 35 el medio litro y 55 el litro, una de la más económica de la muestra.

Quienes deseen comprar quesos o embutidos sueltos pueden concurrir al puesto de Don Bosco, donde hay salame x unidad ($ 50); chorizo seco o longaniza ($ 45), jamón de 1 kilo ($ 150); mientras que el queso oscila entre los 70 y los 95 pesos el cuarto de horma (versiones Gouda, Sardo, Fontina y Chubut), todo elaborado por los alumnos del colegio salesiano.

Piacenza, otra pyme láctea de Cañuelas dirigida por Cristian Molinari, ofrece quesos saborizados (orégano, ají molido, pimienta) o natural a $ 40 el chico de medio kilo o $ 70 el de kilo. "Con mis propias manos" es otra fábrica familiar donde se puede conseguir, por ejemplo, queso de cabra ($ 60 la horma) o de tres leches ($ 80).

Y para acompañar la picada con algún encurtido, está el puesto Doña Emma, a cargo de Silvia y Juan Carlos, con escabeches de pollo, pato, ganso, conejo, codorniz y nutria, entre otras variedades. También hay dulces y conservas. Una verdadera rareza son las mermeladas de manzana y menta o de berenjena ($ 35 el frasco mediano); mientras que los higos en almíbar cuestan $ 50 el frasco grande.

Toda la información en síntesis en este link.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos