Volver a sección

| Policiales

Video. Así fue el ataque incendiario en la heladería Bella Donna

Dos personas arrojaron papeles encendidos en el salón comercial. “Me costó mucho esfuerzo y me prendieron fuego el local” lamentó el propietario, que aún no sabe si volverá a abrir.

Dos personas arrojaron papeles encendidos en el salón comercial. “Me costó mucho esfuerzo y me prendieron fuego el local” lamentó el propietario, que aún no sabe si volverá a abrir.

Video. Así fue el ataque incendiario en la heladería Bella Donna

 La mano que arroja papeles encendidos.

Las imágenes son elocuentes. Una cámara de seguridad exterior muestra un auto con dos personas, una de las cuales desciende y se dirige a la ventana de la heladería Bella Donna. Otra cámara situada en el interior muestra una mano que se introduce y arroja papeles encendidos. 

Así fue el incendio premeditado que a las 5 de la mañana del lunes 4 de octubre destruyó la heladería Bella Donna de Cañuelas. Los dos registros de video (uno de los cuales compartimos con nuestros lectores) ya se encuentran en poder la Fiscalía 2, que investiga el caso.

Bella Donna pertenece a una cadena de heladerías con varias franquicias en el gran Buenos Aires. Luciano Casuscelli -propietario de una sucursal en La Matanza- abrió un segundo local en la esquina de Brandsen y Mozotegui el sábado 18 de septiembre.

Ante un llamado de InfoCañuelas se mostró consternado por lo ocurrido aunque no quiso hablar de hipótesis. “Lo único que sé es que trabajé más de tres meses para armar el local, le puse muchísimo esfuerzo y en un segundo me lo prendieron fuego. No sé por qué, eso es algo que deberá averiguar la Fiscalía. Espero que la justicia encuentre a los culpables”.

Agregó que luego del incidente varias personas le comentaron que otras heladerías nuevas de Cañuelas también sufrieron ataques, aunque no tan destructivos. “Me dijeron que a una le tiraron huevos en la vidriera y a otra balinazos. Se ve que el ambiente no es muy tranquilo”.

El siniestro destruyó gran parte del mobiliario y la decoración. Incluso algunas heladeras que se salvaron de las llamas podrían no funcionar debido al hollín que ingresó a los motores.

Un dato llamativo es que ningún vecino se percató del incendio o quiso intervenir. “Teníamos una alarma que estuvo sonando, pero nadie le dio importancia. Incluso cuando llegamos a la mañana y abrimos, todavía había fuego en el interior”.

Luciano asegura que todavía es prematuro saber si abrirá nuevamente en Cañuelas. “Estamos haciendo limpieza, tratando de ver qué se puede recuperar. Si abro de nuevo va a tener que ser con muchas medidas de seguridad en el local. Lo estamos evaluando”.

 

x