Volver a sección

| Policiales

Una psiquiatra dictaminó que el atacante de la escribana Mathieu es “fabulador” y “delirante”

El 18 de agosto la mantuvo como rehén durante más de una hora. Ahora se pedirá otra pericia para determinar si comprendió la criminalidad del hecho.

El 18 de agosto la mantuvo como rehén durante más de una hora. Ahora se pedirá otra pericia para determinar si comprendió la criminalidad del hecho.

Una psiquiatra dictaminó que el atacante de la escribana Mathieu es “fabulador” y “delirante”

 El momento del ataque a Mathieu.

La Fiscalía Nro. 2 de Cañuelas acaba de recibir un informe elaborado por una psiquiatra del Hospital Ángel Marzetti en el que se afirma que Héctor Darío Sierra, detenido por el ataque a la escribana Julieta Mathieu, es un “fabulador” con “delirios persecutorios”.

Esta evaluación fue solicitada por la fiscal de la causa, Norma Pippo, a pedido del abogado defensor Roque Funes, para determinar si Sierra está en condiciones de prestar declaración indagatoria.

“Este informe indica que no está en condiciones de declarar. Ahora se pedirá otro informe psiquiátrico a la asesoría pericial de La Plata para establecer si comprendió o no la criminalidad del hecho que se le imputa”, dijo a InfoCañuelas una fuente oficial.

Sierra irrumpió en la escribanía Lamarca, sita en Av. Libertad 749, en la mañana del 18 de agosto. Tras discutir a viva voz con la escribana Julieta Mathieu, reclamándole la entrega de una escritura, la tomó de los cabellos, la arrastró por la oficina y luego la mantuvo con un cuchillo en la garganta durante más de una hora. Durante ese período el comisario Marcelo Silveyra y el secretario de Pippo, Pablo Ober, hablaban con Sierra hasta convencerlo de que se entregara.

Inmediatamente fue esposado por efectivos del grupo Halcón y otras fuerzas especiales anti-secuestro que se habían apostado en los alrededores de la Escribanía. En su poder tenía una faca de 30 centímetros, un cuchillo y una navaja.

Sierra permanece detenido en la comisaría 1ra. de Cañuelas acusado del delito de secuestro coactivo, que prevé una pena de 5 a 15 años de cárcel. En caso de que los peritos lo declaren insano e inimputable, deberá ser alojado en una institución psiquiátrica.

Como se dijo, la escritura pretendida por Sierra no estaba en la Escribanía sino en poder del Juzgado Civil y Comercial 8 de La Plata ya que en 2012 el atacante perdió un juicio por haber incumplido un contrato de compraventa de un campo con el cañuelense Jorge Luis Porro.

x