Volver a sección

| Policiales

Purga policial en Cañuelas: ¿Qué dicen las resoluciones de Asuntos Internos?

Irregularidades en el manejo de horas extras, sexo a cambio de evitar sanciones y procedimientos ilegales, las causas por las que desplazaron a cuatro jefes del distrito.

Irregularidades en el manejo de horas extras, sexo a cambio de evitar sanciones y procedimientos ilegales, las causas por las que desplazaron a cuatro jefes del distrito.

 Monterroso, Filito y Martínez. Archivo InfoCañuelas.

Con el correr de las horas se conocieron las resoluciones de la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI) del Ministerio de Seguridad por las que fueron desafectados en forma cautelar al jefe de la Policía Comunal de Cañuelas, comisario Claudio Filito; al titular de la Comisaría 1ra. de Cañuelas, comisario Fabián Monterroso; y a sus segundos jefes, el comisario Marcelo Augusto Martínez y la subteniente Mariana Edith Córdoba, respectivamente.

De acuerdo a la resolución firmada el 28 de junio por el auditor General Dr. Guillermo Berra, Monterroso y Córdoba fueron desplazados por irregularidades en el manejo de las llamadas horas Co. Re. S. (Compensación por Recargo de Servicio), un equivalente a horas extras que suele ser la principal fuente de ingreso de muchos efectivos. 

Según lo que se desprende del dictamen, durante una inspección realizada en junio se habrían detectado “superposición entre el servicio ordinario y el otorgamiento de horas Co. Re. S.”, es decir que habría más horas asignadas de las que un efectivo podía cumplir durante su jornada laboral, verificándose “una grave afectación a la operatividad, a la ética y honestidad del funcionario y a la legalidad y racionalidad de la actuación policial”.

En cuanto a la resolución que alcanza a Filito y a su lugarteniente Martínez, fue firmada por el Dr. Berra con fecha 5 de julio.

En sus considerandos expresa que mientras se desempeñaban como titular y segundo jefe de la Unidad de Policía de Prevención Local, “obligaban al personal a realizar un número mínimo de inspecciones personales a ciudadanos en la vía pública, sin orden judicial e infringiendo la normativa procesal penal que consistía en palparlos y revisar sus bienes personales así como en la averiguación de antecedentes penales y obtención de fotografías de las personas, las que luego eran pegadas y conservadas en una pizarra de la dependencia”.

También señala la resolución que ambos “agredían verbalmente en forma constante a sus subalternos amenazándolos y aplicándoles sanciones en caso de incumplimiento de directivas”.

En uno de los párrafos se destaca que “en el caso particular de Martínez, habría ofrecido eximir de sanciones a efectivos policiales femeninos a cambio de que mantuvieran relaciones sexuales con él”.

 

x